"Mi pareja no mantiene la erección”. Cómo abordar la disfunción eréctil

A la mayoría de los hombres les pasa y es más común en los mayores de 40 años.
NICOLE HILL VIA GETTY IMAGES/RUBBERBALL

El sexo es una forma de conectar con tu pareja, así que cuando hay cambios en el sexo, es normal esperar cambios en la relación. Este es el caso de una lectora de la edición británica del HuffPost, Kaylee.

Kaylee ha escrito para explicar que su marido y ella empezaron a dormir separados hace cinco años para descansar mejor. Aunque han conseguido el objetivo de dormir más, su vida sexual “prácticamente ha desaparecido”, a pesar de los intentos por reavivarla.

“Llevamos 11 años casados. La última vez que intentamos hacer el amor mi marido fue incapaz de mantener la erección. Tampoco consigue llegar al orgasmo conmigo. No tiene problemas de salud física y solo me dice que no sabe por qué le pasa”, explica.

“Le cuesta mucho comunicarse, eso no ayuda. Me asegura que el problema no soy yo, pero es evidente que algo va mal. No tenemos mucho en común y no hablamos mucho porque se cierra en banda. Me siento atrapada y frustrada”.

Como es una situación difícil de manejar, el HuffPost se ha puesto en contacto con la psicóloga Nicoleta Porojanu.

“Lo más probable es que cinco años durmiendo separados hayan creado grietas en el matrimonio. Las relaciones románticas necesitan cercanía física e intimidad para sobrevivir”, advierte Porojanu.

“Es este vínculo humano el que mantiene vivo el deseo y alimenta el erotismo de la relación. En ese caso, la falta de cercanía y de comunicación impiden que el deseo y el erotismo se manifiesten”.

¿Qué hace que un hombre tenga problemas de erección?

Antes de pensar en problemas de pareja, es bueno descartar cualquier problema de salud que pueda estar detrás de la disfunción eréctil y los problemas asociados para alcanzar el orgasmo. Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, a la mayoría de los hombres les pasa en alguna ocasión que no alcanzan o no logran mantener una erección, y es más común en hombres mayores de 40 años.

“Las causas más comunes suelen ser el estrés, el cansancio, la ansiedad o el consumo excesivo de alcohol, pero no hay por qué preocuparse”, tranquiliza el servicio de salud. “Si ocurre con más frecuencia, puede deberse a problemas de salud física o emocional”.

¿Qué pueden hacer las parejas que ya no practican sexo?

Si el sexo “prácticamente ha desaparecido”, como es el caso de Kaylee, Porojanu considera que ambos miembros de la pareja deben comprometerse de forma proactiva para “reparar las grietas” de la relación. Si es necesario, conviene que recurran a un profesional.

“Los miembros de la pareja tienen que ser sinceros consigo mismos y con el otro y hablar abiertamente de lo que sienten en la relación. A menudo, el estrés, la agenda, los hijos, etc., ponen mucha presión sobre los hombros de la pareja, lo que hace que el amor y la intimidad pasen a un segundo plano”, explica.

“En esas situaciones pueden darse problemas como la impotencia, infidelidades, falta de libido, etc., que pueden dañar e incluso destruir la relación”.

Es esencial que haya una comunicación abierta y continua para mantener una relación sana, añade Porojanu. No se trata de despachar los temas en una conversación rápida.

“Las parejas tienen que hablar de sus pensamientos, sentimientos y emociones y deben buscar tiempo de calidad a solas”, sostiene. “Sed tocones, no dejéis de lado el contacto físico. Haceos regalos o mandaos mensajes cariñosos. Mantened la llama encendida y dormid en la misma cama”.

¿Qué puede hacer esta pareja para comunicar sus necesidades sexuales?

Porojanu recalca la importancia de compartir tus pensamientos y sentimientos con tu pareja.

“Por lo que describe Kaylee, él es una persona reservada y retraída, así que hay que ir con cuidado. Dile que te gustaría hablar y proponle dar un paseo”, aconseja.

“Dile de forma sencilla lo que piensas y sientes, y explica tu frustración con un lenguaje positivo (“te echo de menos”) para evitar que se ponga a la defensiva. Luego invítale a ser vulnerable contigo”.

También recomienda preguntar directamente si tiene algún tipo de deseo sexual.

“Pregúntale si tiene una vida sexual fuera del matrimonio. Averigua si todavía quiere tener sexo contigo”, dice. “Hablad de vuestras fantasías y deseos, de lo que os excitaba a ambos cuando os conocisteis”.

Leer Los 5 lenguajes del amor, de Gary Chapman, puede ayudaros a “aclarar cuál sería la relación sexual más conveniente para ambos en esta etapa de vuestra vida”, añade.

“Llegad a un acuerdo de futuro que sea satisfactorio para ambos y que incluya actividades juntos, intimidad sexual y, lo más importante, comunicación sana y continua”, propone Porojanu.

“Empezad a ponerlo en práctica de inmediato. Dejad espacio para el juego y la creatividad. Cread expectación y disfrutad de la vida”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.