El Ejército español ya trabaja en antídotos ante posibles ataques químicos rusos

La ministra de Defensa, Margarita Robles, considera que "no se puede descartar" este extremo, aunque pide no alarmar en exceso.
Un militar se ajusta su equipamiento de protección
Un militar se ajusta su equipamiento de protección
DeFodi Images via Getty Images

El Ejército español ya trabaja en la producción de antídotos ante posibles ataques nucleares, biológicos o químicos. Así lo ha asegurado este viernes la minsitra de Defensa, Margarita Robles, ante un escenario en el que “no se puede descartar” el uso de estas armas por parte de Rusia, ha explicado.

En concreto, los trabajos iniciales se están llevando a cabo en el Centro Militar de Farmacia, como ha confirmado Robles tras visitar estas instalaciones, situadas en la Base San Pedro de Colmenar Viejo (Madrid), que está funcionando como hub logístico.

Preguntada por la posibilidad de que Rusia emplee armas biológicas, la ministra ha admitido que la preocupación existe, tanto en el ámbito de la OTAN como de la Unión Europea, si bien ha pedido no alarmar en exceso. Semanas atrás, el presidente de EEUU llegó a advertir de que si Putin daba el paso de usar armamento químico, la OTAN respondería.

No obstante, ha dejado claro que el Centro Militar de Farmacia tiene una cualificación y unos profesionales “magníficos” que elaboran esos antídotos por si hubiera un ataque de esas características poder tener una respuesta, “lo que da tranquilidad”, y ha subrayado que el riesgo existe porque Rusia posee esas capacidades.

En declaraciones a los medios tras visitar ese centro, Robles ha agradecido el “trabajo ímprobo” que está realizando su personal recibiendo el material médico que llega de la Inspección General de Sanidad de la Defensa y de las comunidades autónomas para revisarlo y certificarlo antes de que salga hacia Ucrania.

Precisamente ya ha salido un envío de 11 toneladas de la Inspección General de Sanidad y entre el lunes, martes y miércoles de la próxima semana saldrán más de 50 toneladas de material médico que está llegando de las distintas comunidades autónomas, ha informado Robles, que ha valorado “la solidaridad de todos los ciudadanos de España y de las autonomías”. El material enviado consiste fundamentalmente en sueros, antibióticos, analgésicos y anestésicos.