NOTICIAS
17/02/2021 17:13 CET | Actualizado 18/02/2021 09:44 CET

El gran experto italiano alerta de lo que puede pasar a mediados de marzo: "Hay que anticiparse"

"De lo contrario hay que pagar un precio".

Andrea Crisanti está considerado el virólogo más respetado de Italia, sobre todo después de que con su modelo del Véneto se lograse controlar el coronavirus mediante test hisopados dirigidos.

El experto siempre suele ser pesimista en sus advertencias, pero el tiempo le da casi siempre la razón. Y ahora ha avisado de que, si no se adoptan medidas eficaces de contención, Italia y otros países podrían llegar de nuevo a los 40.000 casos diarios a mediados de marzo. 

“Tenemos que anticiparnos, de lo contrario hay que pagar un precio”, ha subrayado en una entrevista en la radio italiana, en la que ha advertido de que si se producen brotes de la variante brasileña o sudafricana no serán suficientes las medidas quirúrgicas y habrá que confinar de forma estricta. 

Por eso, el experto ya ha pedido que se confinen por completo las zonas de Italia en las que ya hay algunos brotes de la cepa brasileña.

Para Crisanti, el verdadero error de los últimos meses fue no hacer un confinamiento duro en Navidad. “Si lo hubiéramos tenido, no estaríamos aquí hablando de las variantes. No tendríamos las variantes en casa. Ahora es complicado”, ha lamentado.

“Los casos de Portugal, Israel, Inglaterra nos han demostrado que la variante inglesa, si se deja libre, es capaz de subir los números a 50.000 o 60.000 casos en 2-3 semanas”, ha insistido.

Con todo, el experto dice que el mayor error se cometió en verano, cuando se “perdió la oportunidad de poner fin” a la explosión de casos y seguir la senda de Nueva Zelanda o Corea del Sur.

En verano, asegura, se debería haber decretado confinamiento y realizar una inversión sin precedentes “para mejorar el seguimiento y la capacidad de realizar pruebas”.

Photo gallery Las mejores mascarillas disponibles en el mercado, según la OCU See Gallery