INTERNACIONAL
10/08/2019 10:58 CEST | Actualizado 10/08/2019 13:19 CEST

El ‘Open Arms’ rescata otras 39 personas

160 refugiados esperan a bordo su desembarco en un puerto seguro.

AP

Es un goteo constante: el barco de la ONG ‘Open Arms’ ha rescatado esta madrugada a otros 39 migrantes y refugiados. En total, ya son 160 las personas que esperan a bordo su desembarco en un puerto seguro.

Alarm Phone, que vigila la situación de pateras en el Mediterráneo, había informado a última hora del viernes de un aviso sobre una embarcación en peligro en la zona de Malta. Sin embargo, finalmente no han sido la fuerzas maltesas quienes han acudido al auxilio, sino Open Arms.

Las autoridades maltesas han accedido a permitir el desembarco solo de las 39 últimas personas rescatadas, algo “inadmisible” para la organización porque no implica hacerse cargo de las 121 restantes, que lleva a bordo nueve días. Esta disparidad “ha generado serios problemas de seguridad en cubierta”.

El fundador de la ONG Proactiva Open Arms, Òscar Camps, ha afirmado que ningún político evitará que la organización siga con su actividad de rescate en el mar, y ha acusado a los gobiernos de poner en marcha “toda la maquinaria administrativa” para no salvar vidas, contraviniendo los convenios internacionales y la ley marítima internacional.

Lo ha dicho este sábado en el Aeropuerto de Lampedusa (Italia) durante una rueda de prensa con el presidente de Open Arms Italia, Riccardo Gatti, el actor Richard Gere, y el fotógrafo y chef Gabriele Rubini.

Las 160 personas del ‘Open Arms’ se suman a las otras 85 que esperan también a bordo del ‘Ocean Viking’, el barco de Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, y que fueron rescatadas el jueves frente a las costas de Libia.

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, ya ha advertido de que no permitirá que ninguno de los dos barcos atraque en Italia, días después de que el Parlamento avalase un decreto que eleva hasta un millón de euros las multas para las ONG que entren en aguas italianas sin permiso de las autoridades.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calcula que, en lo que va de año, más de 840 personas han perdido la vida en el Mediterráneo, entre ellas unas 576 que intentaban alcanzar las costas de Italia o Malta.