INTERNACIONAL
17/05/2021 05:19 CEST

El partido de Le Pen, acusado de desviar 6,8 millones de euros de fondos públicos

A la diputada francesa y candidata a las presidenciales de 2022 se la presenta como la responsable directa de un sistema fraudulento.

Michel Euler / AP
La líder de extrema derecha francesa, Marine Le Pen.

El partido ultraderechista francés Agrupación Nacional (RN), liderado por Marine Le Pen, desvió 6,8 millones de euros de fondos públicos del Parlamento Europeo, según la investigación policial desvelada este domingo por el semanario Le Journal du Dimanche.

Le Pen está imputada desde hace cinco años junto con otros 16 dirigentes o personas vinculadas a su agrupación por uso fraudulento de esos fondos públicos mediante la contratación de personas que trabajaban en realidad para Agrupación Nacional.

Aunque ese sistema se remonta a la época en la que la formación ultraderechista estaba encabezada por su padre, Jean-Marie Le Pen, cogió cuerpo bajo su presidencia, tras las elecciones europeas de 2014, en las que el éxito de su partido le permitió tener 24 escaños.

El dominical apuntó que la gestión de los créditos otorgados para contratar colaboradores fue “centralizada” por el partido, que solo dejaba a sus eurodiputados elegir a un ayudante y se encargaba de contratar a los demás.

“JDD, órgano oficial del poder macronista, saca como en cada elección el mismo caso sempiterno de los asistentes parlamentarios. Nada nuevo bajo el sol, ¿salvo tal vez buenos sondeos a la vista?”, dijo Le Pen en Twitter en alusión también a los comicios regionales de junio.

Por su parte, el tesorero del partido, Wallerand de Saint-Just, acusó en la cadena BFM TV al ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti, de estar detrás de esta filtración. “Se pasa la vida diciendo que quiere perjudicar lo máximo posible al RN. Se trata obviamente de una maniobra política, justo antes de las elecciones regionales, a través de ese diario y con ese informe que no sabemos por qué llega ahora y que es un conjunto de inexactitudes y calumnias”, señaló.

El informe final de los agentes, de 98 páginas y entregado el pasado 15 de febrero a la juez de instrucción, recalca que los fondos europeos no solo se utilizaban para pagar a colaboradores que trabajaban en realidad para el partido, sino que algunos acumularon contratos de forma indebida.

A la diputada francesa y candidata a las presidenciales de 2022 se la presenta como la responsable directa de ese sistema fraudulento.

La mayor parte de investigados, según JDD, dijo haber destruido sus archivos, haber cambiado de ordenador o no conservar nada que justificara su remuneración por parte del Parlamento Europeo.

Le Pen negó ante la justicia el 5 de septiembre de 2018 haber cometido fraude, y su abogado, Rodolphhe Bosselut, reiteró este domingo al semanario que todos los asistentes parlamentarios citados trabajaron “en un momento u otro” para la cámara comunitaria.

El Parlamento Europeo no ha esperado a que termine el proceso penal para reclamar el dinero, según recuerda el dominical. En 2016 pidió a Le Pen reembolsar 339.000 euros y durante meses le retuvo parte de sus asignaciones con ese objetivo, hasta recuperar unos 60.000, pero cuando la política ultraderechista dejó el Parlamento Europeo se interrumpió ese tipo de transferencias.

EL HUFFPOST PARA REVOLUT