INTERNACIONAL
26/02/2020 10:36 CET | Actualizado 26/02/2020 11:28 CET

El Tribunal Constitucional alemán dictamina que es inconstitucional penalizar la eutanasia activa

A día de hoy hay leyes alemanas que imponen penas de prisión de hasta cinco años a quien ayude a morir a una persona son contrarias a la Constitución.

EFE
Imagen de archivo de un paciente en un hospital, para ilustrar el debate sobre la eutanasia

El Tribunal Constitucional alemán ha dictaminado este miércoles que las leyes que imponen penas de prisión de hasta cinco años a quien ayude a morir a una persona son contrarias a la Constitución.

El tribunal ha dictaminado que el párrafo 217 del Código Penal vigente desde 2015 y que establece esa pena para quien ayude a morir a una persona que desea acabar con su vida es contrario a la norma fundamental alemana.

En Alemania, según esa disposición, la eutanasia activa es punible, aunque está permitido interrumpir las medidas destinadas a mantener con vida a un paciente si es eso lo que este desea. Ya en 2019 el Tribunal Supremo alemán había declarado inocente del cargo de homicidio a dos médicos que habían ayudado al suicidio de tres pacientes, preparando dosis mortales de medicamentos a solicitud suya. 

Al anunciar la sentencia de este miércoles el presidente del Constitucional, Andreas Vosskühle, ha dicho que hay un derecho del individuo a determinar la forma y el momento de su muerte. Eso incluye, según Vosskühle, el derecho a quitarse la vida y a recibir ayuda de terceros y esto último es bloqueado por el artículo 217 del código penal.

Sin ayuda organizada al suicidio, según Vosskühle, el individuo se hace dependiente de la voluntad del médico de asistirle en su deseo de morir.