POLÍTICA
02/04/2019 18:45 CEST | Actualizado 03/04/2019 10:36 CEST

Pablo Montesinos: "Los independentistas son peores que Vox"

Entrevista al periodista y 'número uno' del PP por Málaga

Carlos Pina

Cuando su padre llegaba a casa, un crío llamado Pablo Montesinos le esperaba tras la puerta con un micrófono. La escena la grababa su hermano David. Quería ser como esos grandes periodistas que veía en televisión. Era muy fan de Angels Barceló y de Hilario Pino.

Pasaron los años y Montesinos (Almería, 1985) cumplió su objetivo. Desde Libertad Digital, se convirtió en uno de los periodistas que más conocía el Partido Popular y sus interioridades. Además, se fue abriendo hueco en la televisión hasta convertirse en uno de los rostros habituales en las tertulias políticas.

Pero la vida da muchas vueltas, más de las que uno imagina. Y Pablo Casado le tentó con el ‘número uno’ de la papeleta del PP para Málaga en estas elecciones del 28-A. Lo tuvo claro desde el principio, cree que la situación del país es complicada y ha dado el salto a la primera línea política. Se enfrenta a las preguntas desde el otro lado... y a la batalla más dura dentro de la derecha española.

¿Qué hace un periodista como tú en un lugar como este?

Intentar hacerlo bien con toda humildad. Cuando Casado me ofreció la posibilidad de dar el salto a la primera línea política, le dije que sí prácticamente sin pensarlo. Creo que España está en una situación complicada y es importante que la sociedad civil se implique en la vida política.

¿Cómo están siendo estos días de desembarco exprés en la política?

La verdad es que no paro. Lo primero que hice una vez fui designado fue plantarme en la sede del PP de Málaga. Me puse a las órdenes de la estructura allí, recorriéndome la provincia. También estudiando bastante, habida cuenta de que prácticamente hace tres semanas yo vivía en Madrid. A disposición del partido.

 

España está en una situación complicada

 

¿Te costó mucho tomar la decisión? ¿Cómo fue esa escena?

Hay tres escenas interesantes. Una primera se produce en un acto que cubría en calidad de periodista y tuvimos un corrillo con Casado. Después el presidente del partido me pide que me acerque un segundo y me vino a decir algo así, no lo recuerdo bien del todo, ‘hablamos, ¿te apetecería dar el salto?’. Se queda ahí la cosa, eso fue un jueves, y luego me reuniría con él el lunes. Entre medias me veo con mis padres en Madrid, les digo que me había llegado ese chascarillo y les dije: ‘Si Casado me ofrece ser número uno por Málaga, le voy a contestar que sí’. Y se produjo la reunión en la séptima planta de Génova 13, en la que yo había estado sólo para tomar un café con Cospedal y otro con Rajoy, no había estado más, y me lo planteó. Le dije que sí esa misma noche.

 

CARLOS PINA

 

¿Es un camino sin vuelta al periodismo?

Mi compromiso, de presente y futuro, es con el PP. Lo tengo clarísimo. ¿Es un camino en el que no hay vuelta? Creo que no: creo que el buen periodista es aquel que cuenta las cosas tal y como son, tenga la ideología que tenga. Yo tenía mi ideología pero si tenía que contar el terremoto interno del PP, lo contaba. Las pruebas están ahí, mis crónicas. Es verdad, y entiendo a quien lo dice, que si entras en la vida política, después a corto plazo no parece muy lógico que te vayas a una rueda de prensa a hacer una pregunta a un portavoz del PP. Soy plenamente consciente de ello. Pero reitero, el buen periodismo es aquel que con independencia de su ideología cuenta las cosas tal y como son

¿Qué te ha sorprendido de la política para bien en estas semanas? ¿Y para mal?

Para bien, que la gente del partido me ha tratado con mucho cariño. Me he puesto a sus órdenes y se han puesto a trabajar conmigo. Y también la gente de la calle. Se me ha parado bastante gente en Málaga y me ha dicho ‘muchas gracias por dar el salto, has sido muy valiente’. Cosa negativa: no me gustaban los mítines antes y no me gustan ahora.

 

Tenía mi ideología pero si tenía que contar el terremoto interno del PP, lo contaba

 

Llegas en un momento en el que el PSOE está por encima en las encuestas. ¿Qué esperas del 28-A? ¿Cree que podéis revertir los sondeos?

Sinceramente lo digo, un PP fuerte en las elecciones y con un buen resultado va a traer más moderación y más libertad. El proyecto del PP es el mejor. De algunas formaciones políticas, no sabemos el proyecto ni las medidas. Casado ya ha presentado medidas económicas, educativas. Lo que voy a hacer humildemente desde Málaga es trabajar, trabajar y trabajar y explicar las razones por las que he dado el salto.

Son las primeras elecciones en las que irrumpe un verdadero competidor a la derecha del PP. ¿Qué piensa Pablo Montesinos de Vox?

Pues que hay algunas cosas que me gustan de Vox, como su defensa de la unidad de España, y hay otras muchas que no. La clave, si es necesario llegar a algún tipo de acuerdo con la formación de Santiago Abascal, es que todo quede por escrito. Que a los ciudadanos se les deje clarísimo, negro sobre blanco, lo que se ha pactado o acordado con Vox. No salirse de ahí, y a partir de ahí, si hay algo que nos separa de Vox, decirlo. Evidentemente hay muchas cosas que separan a Vox del PP.

 

Hay algunas cosas que me gustan de Vox y otras muchas que no

 

¿Verías bien un Gobierno en el que estuviera Vox con PP, con ministros del partido de Abascal?

Lo que espero es que el PP tenga un resultado muy bueno y los ciudadanos opten por la marca del Partido Popular que genera confianza en el plano de la unidad nacional y económico. A partir de ahí, insisto: todo por escrito. Todo lo que esté fuera de esa página no vale absolutamente para nada. En las negociaciones andaluzas, Vox fue con un documento, que era inasumible, y se rompió.

¿Es el PP la derechita cobarde?

Vaya por delante una cosa: voy a rehuir los descalificativos y el ‘y tú más’. Si hay algo voy a intentar, es que en los grandes temas de Estado haya negociación y acuerdo. No hablo sólo de Vox. Me parece inaudito que en los grandes temas de Estado el PP y el PSOE no hablen, que en la anterior legislatura sólo lo hicieran una vez Pedro Sánchez y Pablo Casado en una reunión en el Palacio de La Moncloa. ¿Es que no hay cuestiones importantes en los que haya un teléfono rojo que pueda descolgar el presidente y hablar con el líder de la oposición y llegar a acuerdos? Rajoy y Sánchez tuvieron una tensión parlamentaria enorme y cuando tuvieron que sentarse a negociar y pactar lo hicieron. Partiendo de esa base, ¿es el PP la derechita cobarde? Yo creo que no. El PP es un partido que va a traer más libertad y moderación a España. La prueba es su programa.

 

CARLOS PINA

 

¿De qué ve de ministro a Albert Rivera?

Eso se lo dejo a los mayores. Cuento una anécdota, en mi papel de candidato del PP por Málaga mis compañeros periodistas me han escrito algún mensaje sobre si sabía algo de las listas. La respuesta no ha podido ser más sincera: no tengo ni idea de qué pasa con las listas. Contesto lo mismo: se lo dejo a los mayores, a los de la séptima planta. No sé qué papel podría tener Rivera en el futuro Gobierno de Casado. He lamentado una cosa y que no suene a crítica: PP y Ciudadanos debieron acordar las listas al Senado. Hubo un ofrecimiento de Casado y un rechazo de Rivera.

 

El PP no es la derechita cobarde

 

Los dirigentes del PP están repitiendo que cuidado con el reparto de escaños de la ley D’Hont. En muchas provincias pequeñas puede revertirse el resultado y llevarse el PSOE dos escaños frente a uno del PP.

Es que puede ocurrir que el eje de centro derecha tenga más votos pero menos escaños que la izquierda. No voy a entrar en la crítica a Cs en esa lucha por el escaño, voy a defender el proyecto del PP. Explicándole a la gente que el proyecto de Casado es el mejor, mientras que el resto de formaciones en muchas ocasiones solo venden eslóganes, se gana más que con la descalificación.

En la lista por Málaga va un torero. El Congreso de los Diputados va a parecer la plaza de las Ventas en la próxima legislatura, ¿no? ¿Por qué está de moda?

He tenido la oportunidad de hablar con Salvador Vega y le he pedido que me acompañe a una visita en la Serranía de Ronda. Es bueno que la sociedad civil se implique, pero que entre en todas las formaciones políticas. Cuando éramos periodistas criticábamos mucho eso de que lleva en política toda la vida, ahora se están implicando actores de la sociedad civil y se critica que hayan dado el paso. Aplaudo su valentía, incluso en otras formaciones políticas.

Su compañero Adolfo Suárez Illana ha pedido perdón después de hablar sobre el aborto como neandertales y una supuesta ley en Nueva York. ¿Se equivocó? ¿Y cuál es la postura de Pablo Montesinos en este tema?

Creo que Suárez Illana se equivocó, hizo muy bien en pedir disculpas y creo que el buen gobernante es el que gobierna y legisla para todos. Las opiniones personales, a mi juicio, se tienen que quedar en casa. Cuando vas vestido de candidato y representar a los españoles, tienes que tener muy claro que tu prisma es para el conjunto. Eso lo repite mucho Casado: si es presidente del Gobierno mañana, va a gobernar para todos. Incluso para los que le insultan y critican. Eso hay que aplicarlo también para el aborto, hay que gobernar para todos.

¿Y eso qué significa? ¿Volver a la ley del 85? ¿Esperar como dice Javier Maroto a la sentencia del Constitucional?

Esperar al Tribunal Constitucional y tener muy claro que la opinión personal se tienen que quedar en casa y hay que gobernar para todos.

 

Suárez Illana se equivocó e hizo bien en pedir disculpas

 

De Suárez Illana a Daniel Lacalle, con su polémica por la entrevista en El Economista. ¿Quiso decir que se iban a recortar las pensiones? ¿Qué pasa?

Me voy a elevar y voy a ir un paso por encima. En este tema, tenemos que decirle la verdad a la gente sobre cómo está la situación económica. Dos, tiene que salir de la batalla política. Lo que vimos en la anterior legislatura me pareció tremendo. Tres, hay que sentarse a negociar para llegar a un gran pacto. No me voy a mover de ahí. Dejemos la batalla electoral fuera, se lo digo a los de enfrente y a los míos.

 

CARLOS PINA

 

 

Antes decía ‘eso solo lo pueden decir los mayores’. Pero hay algo que sí puede decir, ¿de qué le gustaría ser ministro?

Hace un par de días unas señoras mayores en Málaga me gritaban ‘presidente, presidente’. Y yo le decía: ‘no, no, no, diputado, diputado’. Creo que atravesar esa línea del pasillo del Congreso, donde estábamos tú y yo haciendo esos corrillos y canutazos, y pasar al Hemiciclo y sentarte en un escaño de la soberanía nacional es lo suficientemente importante para que lo que quiera ser ahora es diputado.

Hablemos de televisión pública y de medios. ¿Qué te parece la propuesta de Pablo Iglesias de que los bancos no puedan estar en el accionariado de los medios?

Yo quiero una televisión en la que cuente la opinión de los profesionales. Cuando se hablaba tanto de la televisión pública y de la politización, lo primero que hacía era escuchar a mis compañeros periodistas de la televisión pública. Quiero una televisión en la que prime la opinión de los que están a pie de calle informando, esa es la mejor televisión.

¿Y la propuesta de Iglesias?

No me la sé al detalle. Solo digo que quiero una televisión en la que prime la opinión de los periodistas, que son unos profesionales como la copa de un pino.

¿Se ha derechizado el PP desde que está Casado?

Creo que decir la cosas claras es compatible con la moderación y es importante un PP en el que quepamos mucha gente. En el fondo, Casado y yo coincidimos prácticamente en todo. Es verdad que Casado puede ser un poquito más vehemente que yo a la hora de exponerlo. Decir las cosas sí, defender la moderación también. Voy a intentar seguir igual en la vida política. En la anterior legislatura era muy habitual que entre los cronistas parlamentarios, entre los que me incluyo, se hablaba mucho de circo y de tensión en el Hemiciclo, a ver si podemos cambiar eso por consenso y pactos de Estado.

¿Por qué Dolors Montserrat a Europa?

De nuevo, te emplazo a que le preguntes a los mayores.

Consíguenos una entrevista con Pablo Casado.

Voy a trabajar en ello. En ese sentido sí me puedo comprometer. Solo te puedo decir de Montserrat que me ha ayudado mucho como periodista en el Congreso, ha trabajado mucho como portavoz y pongo en valor también el trabajo que ha hecho Esteban González Pons en la Eurocámara.

 

Si se confirma el espionaje a Iglesias, me va a tener a su lado

 

Estamos conociendo estos días una historia muy oscura de España: los informes policiales sobre Pablo Iglesias, los temas de Villarejo, la investigación de la Audiencia Nacional sobre esa supuesta policía patriótica del anterior Gobierno. ¿Se huelen las cloacas del Estado? ¿Qué sabes?

Voy a ser muy claro. Vaya por delante que el señor Villarejo ha dicho una cosa y la contraria, que su palabra no vale absolutamente nada. Tenemos también que defender la presunción de inocencia de absolutamente todos. Como bien decías, ahora está en curso la investigación de la Audiencia Nacional. Dicho todo lo cual, si se confirman los extremos y que hubo un espionaje a Iglesias, me va a tener a su lado. Me parecería un auténtico escándalo, un bochorno, no quiero una España en la que se espía a líderes políticos de mi país. Si eso se produce, va a tener toda mi condena y mi rechazo. Lo que espero es que se llegue hasta el final y se depuren todas las responsabilidades.

 

CARLOS PINA

 

También en esa investigación está encima de la mesa la operación Kitchen y el supuesto robo de documentos al señor Bárcenas, que era tesorero en este edificio precisamente. Si se confirma, ¿qué tendría que hacer el PP? ¿El PP se ha limpiado de esa corrupción que imperaba?

Misma respuesta. Es decir, partiendo de la base de que hay una investigación en curso, vamos a ver cómo se desarrolla. Si las informaciones periodísticas se confirman, es un escándalo, que se llegue hasta el final y se depuren responsabilidades. Y enlazo con el tema de la corrupción. No voy a decir ahora nada distinto a lo que decía entonces y es que creo que hay que luchar con todas las fuerzas contra ella. La única posibilidad de acercar a la ciudadanía a la clase política es siendo firmes y contundentes en la lucha contra la corrupción. Yo lo voy a intentar, con toda humildad.

 

Hay que luchar con todas las fuerzas contra la corrupción

 

Eras el mayor experto con tus crónicas en contar aquellas primarias del PP. Hubo una división muy fuerte del PP, de esas dos almas. Hoy no vemos a casi ningún sorayista alrededor de Génova. ¿Te gustaría que volvieran algunos? ¿Crees que el partido ya ha hecho su evolución?

Casado tiene toda la legitimidad de hacer sus equipos, tanto en el Congreso y en el Senado, de rodearse de gente en la que confía. Y luego si hay cargos próximos a Santamaría o la propia que quieran volver a participar del proyecto en positivo para sumar, me parece estupendo. En este papel tiene que caber todo el mundo absolutamente. Haciendo un PP transversal y más amplio se llega a más gente. Puedo tener un tono y opinar distinto de muchos altos cargos del PP de Casado, pero quien me pide con mi discurso y mi forma de ser que sea ‘número uno’ es Casado.

Hablemos de Cataluña, ¿es lo más grave que ha pasado en España, incluso más que el 23-F, como opina Cayetana Álvarez de Toledo?

Lo que ha ocurrido en Cataluña es gravísimo. Que en la Cataluña de hoy unos energúmenos vayan al garaje del líder del PP de Cataluña y le pinchen las ruedas y le pinten una esvástica, me parece de una gravedad tremenda. Creo que todas las formaciones constitucionalistas deberían trabajar en que en Cataluña haya libertad para todos.

 

Lo que ha ocurrido en Cataluña es gravísimo

 

¿Y la solución es el 155?

Es que la ley se cumpla, la armonía vuelva para todos y que todos quepan en Cataluña. El problema es que sus gobernantes no lo hacen para todos. Torra solo lo hace para los suyos, desde que se pone el lazo amarillo en la solapa, lo que está diciendo es que España no es un Estado de Derecho sino una democracia bananera y hay presos políticos. Es el presidente de la Generalitat, que es mi representante y el tuyo, de todos, del Estado en Cataluña. Lo que espero, quiero y hay que exigir es que gobiernen para todos.

Mucha gente en el centro político tienen miedo a Vox y también a que los independentistas condicionen el Gobierno de Pedro Sánchez. ¿Quiénes son peores? ¿Vox o los independentistas?

Yo creo que los independentistas. Lo que quieren, y Sánchez no ha descartado pactar con ellos, es romper España. Es decir, que deje de existir la igualdad de todos los españoles y la soberanía nacional. Vox, que insisto en que hay muchas cosas que no me gustan, lo que se ve en Andalucía es que es capaz de llegar a una serie de acuerdos, un pacto por escrito y que el PP y Juanma Moreno se pueden ceñir a ese acuerdo. Creo que no descartar acuerdos con los independentistas hoy por hoy como hace Sánchez es un error tremendo.

Esto se podría solucionar con una gran coalición entre PP y PSOE, así no tendría que depender ninguno de los extremos.

Eso lo propuso Rajoy y Sánchez le dijo que no. Yo, Pablo Montesinos, no descartaría una gran coalición. ¿Cuál es el problema? El señor Sánchez en la anterior legislatura ha preferido a los independentistas que al PP. Me acuerdo que el líder de la oposición se enteró de la posición de España en el Brexit por un teletipo. El que ha cerrado esa puerta ha sido Sánchez.

 

De momento no me he autocensurado mucho

 

¿Te has tenido que autocensurar un poco?

De momento, no mucho. Pero es verdad que me preparo, sobre todo para esos mítines que siguen sin gustarme mucho, lo que tengo que decir. Pero en esto he copiado a Casado: subo sin papeles.

 

CARLOS PINA

 

Ahora que tratas más personalmente a Casado y no hay esa barrera periodista-político, ¿cómo es?

No le pregunto ni por las listas electorales ni por los posibles ministros, es verdad que todo va más en el ámbito personal. Reconozco que no hay prácticamente un día en el que no tenga un mensaje suyo a última hora de la tarde preguntándome qué tal va. Me llama de vez en cuando, se lo agradezco.

 

Soy un liberal de centro derecha

 

¿Y cómo es estar al otro lado y que te estén preguntando los compañeros?

Se hace raro. La primera vez que tuve un canutazo, fui a saludar a los compañeros y ellos me respondieron apuntándome con el micrófono.

¿Cómo ves la exhumación de Franco?

Partiendo de la base de que creo que hay que mirar al futuro, lo que me parece más grave del tema es que durante este tiempo haya habido víctimas que hayan buscando a sus seres queridos y no hayan tenido el respaldo de las instituciones. No creo que haya víctimas de primera y de segunda. Por lo cual, a todas, con independencia del bando en el que estuvieran en su día esos familiares, hay que darles respaldo y apoyarles en la búsqueda de sus seres queridos. Cuando he escuchado el testimonio de algunos familiares de que no han encontrado el respaldo del Estado para dar sepultura, me parece que no puede ocurrir. No depende de colores políticos, apoyarles y que puedan enterrar a sus seres queridos.

¿Y cómo te defines ideológicamente?

Liberal de centro derecha.

EL HUFFPOST PARA SKODA