Life

¿Eres una persona narcisista?

Su aparición tiene mayor frecuencia en hombres que en mujeres.

El trastorno de personalidad narcisista representa una afección psicológica en la que las personas tienen un sentido exagerado de su propia importancia, una gran necesidad de recibir atención y admiración de los demás. Carecen de empatía y entablan relaciones principalmente conflictivas. Sin embargo, su seguridad extrema esconde una autoestima frágil y vulnerable a las críticas.

Tomando en cuenta que poseen una dificultad para regular la autoestima y que necesitan ser elogiados, es posible que tiendan a minimizar y devaluar a los demás para sentir superioridad. Presentan dificultades en el trabajo, a nivel familiar y en la mayoría de las relaciones interpersonales. A su vez, estos rasgos pueden dar origen a la aparición de otros trastornos, ir empeorando a lo largo del tiempo, generar obsesión por la perfección como la apariencia perfecta, objetos materiales de mucho valor sin poder costearlos, etc.

Estas personas se caracterizan por tener un patrón general de grandeza, presentan necesidad de adulación y son insensibles ante las necesidades de los demás.

Causas

En su etiología se han determinado factores hereditarios importantes, así como biológicos en menor medida. Los factores ambientales y de crianza también contribuyen. Los cuidados no adecuados como el exceso de admiración y dedicación al niño o la falta de límites cuando los padres complacen en todo a sus hijos, son factores que impiden el desarrollo adecuado de la tolerancia a la frustración. Su aparición tiene mayor frecuencia en hombres que en mujeres.

Algunos aspectos en cuanto a la aparición y causas del trastorno apuntan a conflictos en el desarrollo interpersonal, por ejemplo: tener patrones aprendidos de conductas manipulativas de padres o amigos, ser elogiado en exceso por conductas adecuadas y criticado en exceso por conductas inadecuadas, sufrir de abuso infantil, la sobreprotección, recibir muchos halagos por la apariencia física, entre otros.

La frustración es un sentimiento asociado a no conseguir lo que queremos en el momento, o cuando suceden cosas no deseadas o inesperadas. Por tanto, según la importancia que nos represente, pueden aparecer diferentes reacciones emocionales como ira, angustia, ansiedad, etc.

La tolerancia a la frustración es la capacidad de poder lidiar con las emociones no deseadas que produce algún evento fuera de lo esperado, que pueden ser tareas y responsabilidades de la rutina diaria o acontecimientos con mayor relevancia.

Las personas con personalidad narcisista, al tener una alta exigencia con la perfección en ellos y en sus relaciones interpersonales, presentan dificultad para manejar circunstancias no esperadas dentro de su ideal ya anticipado. Existe un desequilibrio significativo entre sus expectativas y la realidad: no tienen tolerancia a la frustración.

Síntomas

Los síntomas del trastorno de personalidad narcisista son los siguientes:

  • Necesidad de recibir admiración excesiva y constante
  • Prepotencia
  • Esperar reconocimientos sin logros que lo justifiquen
  • Sentirse con derechos y privilegios
  • Ansias de poder
  • Exagerar los logros y talentos
  • Preocupación por el éxito, el poder, la belleza o la pareja perfecta
  • Proponerse objetivos no realistas
  • Ideas de superioridad ante los demás y que solo pueden relacionarse con personas especiales
  • Discriminación a las personas que consideran inferiores
  • Sentir envidia de los demás
  • Arrogancia, altanería, jactanciosos, pretenciosos y creídos
  • Insistir en tener cosas materiales consideradas las mejores, como por ejemplo el mejor coche, mejor casa, etc.

A las personas con personalidad narcisista les cuesta escuchar las críticas hacia ellos, aunque sean constructivas.

Así ante las críticas, es posible que tiendan a reaccionar de la siguiente manera:

  • Ser impacientes o enojarse si no son tratados de “forma especial” como esperan
  • Dificultad emocional para reaccionar y ofenderse con facilidad
  • Reaccionar con ira o indiferencia
  • Tratar con desprecio a los demás para sentirse superiores
  • Dificultad para moldear la conducta y adaptarse a situaciones difíciles
  • Problemas para enfrentar el estrés y adaptarse a los cambios
  • Sentimiento de frustración por no alcanzar la perfección
  • Pensamientos y sentimientos secretos de inseguridad, vulnerabilidad y vergüenza

El trastorno de la personalidad narcisista puede complicarse en su desarrollo en diferentes áreas de la vida trayendo como consecuencia problemas de pareja, problemas en el trabajo, depresión y ansiedad, afecciones físicas y de la salud, consumo de sustancias nocivas, adicciones, etc.

Tratamiento (psicoterapia)

Las personas con trastorno narcisista necesitan:

  • Aprender a relacionarse mejor con los demás
  • Identificar sus emociones y entender las causas
  • Incorporar herramientas para la tolerancia a la frustración
  • Facilidad para afrontar las críticas,
  • Minimizar el deseo del ideal y la perfección planteándose objetivos más realistas.

Medicación

No existe una prescripción médica específica para este trastorno, sin embargo, en caso de estar asociado con otros si es posible el abordaje farmacológico. Los trastornos principalmente asociados son depresión y ansiedad.