España acepta el nuevo plan de ahorro para reducir el consumo de gas

Aunque a su llegada a Bruselas ha descartado asumir un recorte del 15% de cara al invierno.
|
Teresa Ribera.
Teresa Ribera.
Europa Press News via Getty Images

España ha confirmado que aceptará el nuevo plan de la Comisión Europea para reducir el consumo de gas con vistas al invierno, ante el temor a un corte total del suministro por parte de Rusia.

No obstante, a su llegada a Bruselas, la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera ha descartado asumir un recorte del 15% y ha apuntado a otras fórmulas para conseguir ese resultado ya que, a su juicio, “no se trata sólo de ahorro neto sino de cómo se consigue que quien lo necesita pueda tener acceso a energía”. La ministra de Transición Ecológica ha llegado a la reunión de ministros con una posición clara que lideraba España y que estaba respaldada por países como Portugal, Grecia o Francia.

“Cuento con que tendremos un objetivo reducción, no del 15% si no significativamente por debajo. Si se trata de una paquete de solidaridad tendremos que mantener las medidas de solidaridad”, ha expresado desde Bruselas.

Tras asumir el recorte, la vicepresidenta ha justificado que “estamos obligados a decir que sí en los términos en que aparece el texto esta mañana”.

“Yo creo que es correcto que todos asumamos un compromiso de ahorro neto”, ha añadido la vicepresidenta tercera. En todo caso, la vicepresidenta tercera se ha mostrado optimista respecto a la posibilidad de que los ministros de Energía de la UE alcancen un acuerdo, después de que el texto que negocian los Veintisiete contemple excepciones atendiendo a las circunstancias de algunos Estados miembro como la escasa interconexión de las islas, el problema de sincronización de la red eléctrica de los países Bálticos o la capacidad de almacenamiento de gas de cada Estado miembro.

Además, Ribera ha indicado que defenderá medidas de “flexibilidad voluntaria” para la industria a la hora de efectuar recortes en la demanda de gas en lugar de restricciones al consumo.

“Sus propuestas van más en la línea de la flexibilidad voluntaria que de imponer restricciones”, ha señalado la titular de Transición Ecológica sobre los planteamientos de la industria a la hora de efectuar estos recortes en la demanda.

Según las amenazas rusas, a partir de este miércoles, Gazprom reducirá el 20% del suministro que circula por el gasoducto Nord Stream 2. Una decisión que la Comisión considera más política que técnica.