España eleva un 18% su capacidad de envío de gas a los países europeos

La interconexión de Irún (Gipuzkoa) finaliza las pruebas técnicas para ampliar 1,5 millardos de metros cúbicos adicionales de capacidad al año.
|
Teresa Ribera visita la Estación de Compresión de Enagás en Irún (Gipuzkoa).
Teresa Ribera visita la Estación de Compresión de Enagás en Irún (Gipuzkoa).
Javier Etxezarreta EFE

España sigue dando importantes pasos para contribuir “a reforzar la seguridad de suministro de gas de Europa”, tras el aumento de la capacidad gasística de la Estación de Compresión de Enagás de Irún (Gipuzkoa) en un 18% a partir del próximo 1 de noviembre.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha visitado este jueves las instalaciones y ha recalcado la solidaridad del país con el resto de países europeos.

Ribera ha puesto en valor que la interconexión de Irún contará con una mayor capacidad, ya que va a ampliar 1.500 millones de metros cúbicos adicionales de capacidad al año de suministro de gas natural.

La vicepresidenta tercera ha asegurado que la Estación de Compresión de Irún es “clave” para enviar el gas natural a Francia a través de la interconexión bidireccional del municipio fronterizo.

Esta instalación ha finalizado con éxito las pruebas técnicas de puesta en marcha para ampliar 1.500 millones de metros cúbicos adicionales de capacidad al año de suministro de gas natural a Europa. Se trata de un incremento de la capacidad de exportación del 18% sobre la actual, de modo que el Estado podría suministrar a Francia el equivalente al 6% de su consumo de gas natural.

“La estación está ya técnicamente preparada para enviar ese gas cuando nuestros vecinos franceses lo soliciten”, ha manifestado la vicepresidenta, quien ha llamado a “levantar la mirada”. “No se ve el final de esta guerra. Justamente por ello, seamos estratégicos. Ayudemos ahora, pero pensemos en los siguientes inviernos. Las energías renovables y las interconexiones para hacerlas fluir entre los países amigos son la única salida”, ha manifestado.

“No se ve el final de esta guerra. Justamente por ello, seamos estratégicos. Ayudemos ahora, pero pensemos en los siguientes inviernos”

- Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Teresa Ribera ha apostado por “romper la dependencia energética tan alta de un autócrata como Vladimir Putin, casi el 40% hace apenas año y medio, y tan disminuida con respecto al gas procedente de Rusia que llega a Europa, que en septiembre estaba ligeramente por encima del 10%”.

“Pasar del 40% al 10% en año y medio ha sido extraordinariamente complejo, pero también nos da una señal clara de lo que debemos hacer: reducir nuestra dependencia, buscar alternativas y fortalecer capacidad autóctona de utilizar recursos también entender hasta que punto la diversificación de aquellos recursos que hoy necesitamos, la apuesta por la inversión en la maximización del uso de nuestras infraestructuras es clave”, ha manifestado.

Ve “prematuro” dar por enterrado el gasoducto MidCat

Ribera ha señalado que es “prematuro” dar por enterrado el gasoducto Midcat, la interconexión gasística entre España y Francia a través del Pirineo catalán que el presidente francés, Emmanuel Macron, rechazó hace unas semanas.

La vicepresidenta tercera cree que es “capital llegar a acuerdos” en la reunión extraordinaria adicional del Consejo de Energía que se celebrará el próximo 30 de septiembre. “Con la intención de seguir fortaleciendo esa respuesta unida, dedicados en esta ocasión a la electricidad, completando el paquete de gas”, ha defendido.

El aumento de la capacidad de la interconexión de Irun contribuirá de manera solidaria a la seguridad de suministro de energético en Europa, algo especialmente relevante en el contexto europeo actual de reducción de la dependencia del gas ruso, tal y como contempla el documento europeo REPowerEU.

Ribera también ha destacado que a principios de 2023 estará plenamente operativa la regasificadora de El Musel, en Gijón, que jugará un “papel estratégico” como centro logístico de almacenamiento de gas para Europa.

La vicepresidenta tercera del Gobierno ha anunciado la autorización de tres proyectos que “maximizarán la solidaridad” con Italia. Así, se adaptará el pantalán de la planta regasificadora de Enagás del Puerto de Barcelona para aumentar la capacidad de carga que “podrá llevar el gas a las costas de nuestros colegas europeos desde pequeños buques”.

España entra en modo ahorro de energía

España entra en modo ahorro de energía