NOTICIAS
25/03/2019 19:42 CET | Actualizado 25/03/2019 20:04 CET

Una de las familias más ricas de Alemania dona 10 millones para lavar su pasado nazi

"Fueron unos hechos repugnantes que han dejado sin palabras a la familia", cita el representante del clan Reimann.

Albert Reimann / GETTY IMAGES

La familia Reimann, uno de los clanes más adinerados de Alemania, ha decidido donar 11 millones de dólares (algo menos de 10 millones de euros) a fines benéficos. El motivo, limpiar su nombre tras conocerse que varios de sus antepasados colaboraron de forma activa con el régimen nazi en la Alemania de los años 30 y 40.

Una investigación del diario Bild ha sacado a la luz las prácticas que Albert Reimann y su hijo llevaron a cabo en aquellos años. Según la publicación ambos empresarios apoyaron a Adolf Hitler, usaron mano de obra forzada de prisioneros rusos y franceses e, incluso, colaboraron económicamente con las SS.

“Unos hechos repugnantes que han dejado sin palabras, avergonzados y pálidos”, a los propios familiares, según ha apuntado el representante del holding empresarial JAB, propiedad de la casa Reimann, en declaraciones al citado diario.

No obstante, la historia viene de años atrás, pues fue el propio clan el que solicitó hace tres años un informe sobre estos vínculos al historiador Paul Erker tras la revisión de unos archivos privados. Esas piezas no conocidas entonces ponían en duda las conclusiones de un informe de 1978 en el cual la colaboración entre los Reimann y los nazis se valoraba como un asunto menor. Ahora se ha visto que no fue así.

“Ambos empresarios han muerto, pero debían haber ido a la cárcel”, prosiguió el portavoz. Albert Reimann senior falleció en 1954, mientras que su hijo, del mismo nombre lo hizo 30 años después.

Los Reimann cuentan con un patrimonio aproximado de 30.000 millones de euros, lo que les sitúa entre los grupos más importantes de Alemania. Están fuertemente implantados en el mercado alimenticio tras haberse hecho con marcas estadounidenses como Pret A Manger, Panera Bread o Krispy Kreme Doughnuts y otras europeas como Espresso House en Suecia y Balzac en Alemania.