Francia dejará de exigir la mascarilla en el transporte público a partir de este lunes

Pese a las nuevas medidas, el ministro de Salud galo, Olivier Verán, aseguró el pasado miércoles que "la pandemia no ha terminado".
Foto de archivo de varios viajeros utilizando mascarillas.
Foto de archivo de varios viajeros utilizando mascarillas.
Tolga Akmen / AFP

La mascarilla dejará de ser obligatoria en el transporte público en Francia a partir de este lunes, según acordó la semana pasada el Gobierno, que ve factible seguir relajando las medidas porque “la situación epidemiológica ha mejorado”.

“La pandemia (de COVID-19) no ha terminado pero los nuevos diagnósticos se han reducido”, esgrimió el miércoles ante la prensa el ministro de Salud, Olivier Véran. Se mantendrán no obstante algunas medidas, como la necesidad de documentar que se está vacunado o se ha dado negativo en un test para acceder a un centro sanitario y la cuarentena de una semana para contagiados de coronavirus.

En establecimientos sanitarios, farmacias incluidas, la mascarilla seguirá siendo obligatoria, a pesar de que desde el 14 de marzo las autoridades galas ya no regulan su uso en espacios interiores. Francia acumula cerca de 150.000 fallecidos por COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

El Ministerio de salud francés sí mantendrá el uso obligatorio de la mascarilla en los hospitales y otros espacios médicos. En el caso de los centros de salud, se mantendría la presentación obligatoria de un certificado covid-19 para cualquier persona que quiera visitar a algún familiar enfermo.

La eliminación de las mascarillas en el transporte público es la última medida adoptada por Francia, tras suprimir muchas de las restricciones que han estado aplicadas hasta el pasado mes de marzo.

Macron, reelegido como presidente de Francia