INTERNACIONAL
20/09/2021 10:08 CEST | Actualizado 20/09/2021 10:08 CEST

Francia se sintió "engañada" por Australia tras su acuerdo militar con EEUU

París sigue anulando eventos con los firmantes, Canberra dije que buscará el diálogo, Biden va a llamar a Macron... Una crisis sin precedentes recientes.

El embajador francés en Australia, Jean-Pierre Thebault, ha afirmado este lunes que Francia se sintió “engañada” por Australia tras la reciente suspensión de un multimillonario contrato para la construcción de 12 submarinos convencionales a cargo de la empresa gala Naval Group.

“Descubrimos a través de la prensa que la persona más importante de este Gobierno australiano nos ocultó intencionalmente (la suspensión del contrato) hasta el último minuto. Esa no es una actitud propia de Australia hacia Francia. A lo mejor no somos amigos”, declaró Thebault en una entrevista con la televisión ABC desde París.

La cancelación del contrato con la empresa francesa Naval Group, valorado en unos 65.151 millones de dólares o 55.611 millones de euros, se conoció tras el anuncio la semana pasada de un acuerdo de defensa entre Estados Unidos, Australia y Reino Unido, que incluye el desarrollo de submarinos nucleares en el país oceánico.

Thebault está en la capital francesa después de que el Gobierno llamara a consultas a sus embajadores en Camberra y Washington para expresar su descontento por la manera en que Australia y EEUU han fraguado el acuerdo a sus espaldas.

“Esto se ha tramado durante 18 meses. Mientras estábamos comprometidos en hacer el mejor programa (para la fabricación de submarinos), en que Francia comprometió sus secretos militares mejor guardados, había un proyecto completamente distinto que descubrimos, gracias a la prensa, una hora antes del anuncio. Puede imaginar nuestro enfado, nos sentimos engañados”, añadió.

En un tono vehemente, Thebault protestó por el hecho de que el Gobierno francés haya sido el último en enterarse del acuerdo de Australia con EEUU y Reino Unido y recalcó que “es una cuestión de principios, de dignidad y de respeto mutuo en la relación entre estados”.

Esto se ha tramado durante 18 meses. Mientras estábamos comprometidos en hacer el mejor programa, en el que Francia comprometió sus secretos militares mejor guardados, había un proyecto completamente distinto que descubrimos, gracias a la prensa, una hora antes del anuncio

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, acusó la semana pasada a Australia y EEUU de “mentir, de duplicidad, de una gran ruptura de la confianza y de desprecio”.

Esta mañana se ha sabido también que la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, ha anulado un encuentro previsto esta semana con su homólogo británico, Ben Wallace, con el trasfondo de la crisis diplomática provocada por la anulación de un contrato de venta de submarinos galos a Australia.

Según recogen este lunes medios locales la anulación se produjo a petición de Parly y como forma de expresar el descontento con ese caso, en el que Londres ha jugado un papel secundario dentro de la alianza que ha provocado que Camberra adquiera sumergibles estadounidenses en lugar de los franceses.

Canberra busca el diálogo... ahora

El ministro australiano de Comercio, Dan Tehan, también ha dicho este lunes que busca dialogar con su homólogo francés, Franck Riester, tras la reciente suspensión del multimillonario contrato. También confió en que su país pueda sacar adelante un tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE), a pesar de esta crisis diplomática con uno de los miembros del bloque europeo.

Tehan viajará a París el próximo mes para una cita ministerial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y para las negociaciones sobre la firma de un acuerdo comercial con la UE en Bruselas, en una gira en la que espera poder explicar al gobierno de Emmanuel Macron las razones detrás de la decisión.

“Obviamente estamos muy interesados en contactar con mi homólogo francés (Franck Riester) cuando esté en París”, dijo en una entrevista con la emisora ABC el ministro, que espera poder explicar que Australia, como Francia, “toma decisiones de acuerdo a sus intereses nacionales”.

Esperando la llamada de Biden

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pedido entrevistarse con su homólogo francés, Emmanuel Macron, tras el contencioso provocado por la ruptura del acuerdo. Lo ha confirmado esta pasada noche el portavoz del Gobierno galo, Gabriel Attal. Fuentes del Elíseo indicaron que Biden ha solicitado esa entrevista después de que Francia llamara a consultas a los embajadores en Washington y Camberra.

“Queremos explicaciones”, indicó Attal en la cadena de televisión BFMTV, antes de que un portavoz presidencial confirmara que Biden ha pedido esa entrevista.

Attal indicó que la conversación telefónica entre los dos presidentes “tendrá lugar en los próximos días”.

Malestar en la zona

Algunos países de la región indopacífica han mostrado su malestar por la firma del ambicioso acuerdo de defensa. Ya lo hizo China, la pasada semana, y ahora Corea del Norte acusa este lunes a los firmantes, y principalmente a Washington, de “alterar el equilibro estratégico en la región de Asia-Pacífico” y desencadenar una carrera de armamento nuclear con un pacto al que tildó de “extremadamente indeseable y peligroso”.

Por su parte, Malasia e Indonesia se lamentaron este domingo de que el acuerdo provocará que otras potencias actúen de manera más agresiva en la región, especialmente en el conflictivo mar de China Meridional. 

Photo gallery Emmanuel Macron See Gallery