INTERNACIONAL
15/06/2021 21:14 CEST

Hallan el origen de los trombos en pacientes con coronavirus

"Es fundamental para desarrollar tratamientos más eficaces", ha explicado el investigador principal.

Barcroft Media via Barcroft Media via Getty Images
Un sanitario extrae sangre de un paciente con covid

Nueva respuesta a uno de los grandes misterios y rompecabezas del COVID-19. Científicos de la Universidad de Medicina y Ciencias de la Salud de Irlanda (RCSI por su siglas en inglés) han identificado cómo y por qué algunos pacientes llegan a desarrollar coágulos, en un trabajo que puede abrir la puerta a terapias específicas.

Hasta ahora, otros estudios habían marcado hasta qué punto estos coágulos eran uno de los principales factores de muerte entre los infectados por el virus. Por ello, los investigadores irlandeses tomaron muestras de varios pacientes de la UCI de un hospital en Dublín, analizaron sus patrones comunes y descubrieron importantes novedades.

En su trabajo, publicado en la revista Journal of Thrombosis and Haemostasis, vieron que el equilibrio entre una molécula que provoca la coagulación, llamada factor von Willebrand (FVW), y su regulador, llamado ADAMTS13, está peligrosamente alterado en los pacientes con COVID-19 grave.

En comparación con los grupos de control, la sangre de los pacientes positivos presentaba mayores niveles de las moléculas VWF procoagulantes y menores niveles de ADAMTS13 anticoagulante. Además, los investigadores identificaron otros cambios en las proteínas que causaban la reducción de ADAMTS13.

Nuestra investigación ayuda a comprender los mecanismos que causan los coágulos sanguíneos gravesDoctor Jamie O’Sullivan, autor principal del estudio

“Nuestra investigación ayuda a comprender los mecanismos que causan los coágulos sanguíneos graves en pacientes con Covid-19, lo que es fundamental para desarrollar tratamientos más eficaces”, ha explicado el doctor Jamie O’Sullivan, autor correspondiente del estudio y profesor de investigación del Centro Irlandés de Biología Vascular del RCSI.

“Aunque se necesita más investigación para determinar si los objetivos dirigidos a corregir los niveles de ADAMTS13 y VWF pueden ser una intervención terapéutica exitosa, es importante que sigamos desarrollando terapias para los pacientes con COVID-19”, ha añadido.

NUEVOS TIEMPOS