INTERNACIONAL
19/03/2020 10:15 CET

Italia ve "inevitable" prolongar su bloqueo contra el coronavirus

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, asegura que se ha “evitado el colapso del sistema”.

EFE
Un operario de Sanidad limpia las calles de Nápoles.

Italia, el espejo en el que España se mira en esta crisis del coronavirus, continuará bloqueada. Así lo ha anunciado este jueves el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, quien considera “inevitable” prolongar las medidas de bloqueo del país, así como el cierre de tiendas y de escuelas.

“Las medidas restrictivas están funcionando y es obvio que cuando alcancemos el pico de contagio, espero dentro de algún día, no podremos volver a la vida de antes inmediatamente”, ha declarado en una entrevista en Il Corriere della Sera

Conte, que considera que se ha “evitado el colapso del sistema” con ese método, ha adelantado que las restricciones se alargarán para evitar la difusión del coronavirus, que ya ha contagiado a 35.713 personas y causado la muerte a 2.978, según el último balance.

“No habrá más remedio”

“Por el momento no es razonable decir más, pero está claro que las medidas que hemos adoptado, como el cierre de muchas actividades comerciales e individuales del país, así como las que afectan a la escuela, no habrá más remedio que prorrogarlas”, avanzó.

El Gobierno italiano cerró todas las tiendas de Italia que no son esenciales hasta el día 25 de marzo y estableció restricciones de movimiento y sociales y suspensión de clases hasta el 3 de abril.

El primer ministro pidió respetar estas disposiciones, evitando salir de casa y continuando con el confinamiento, y descartó “por el momento otras medidas restrictivas de gran envergadura”.

“Proporcionalidad”

Pero avisó que deberá actuar si la gente viola el aislamiento y sale de casa: “Una cosa es hacer deporte y otra hacer del espacio público un punto de reunión, es inadmisible”:

Conte describió sus acciones en cuatro principios: transparencia, máximo rigor al “no haber subestimado nada”, acierto en las medidas y por último “proporcionalidad” pues, aunque se tiene en cuenta, no es lo mismo el caso de China que el de Italia.

“Sin la proporcionalidad los italianos, acostumbrados a un gran individualismo y a las libertadas civiles, no lo habrían soportado ya que no estamos en China ni vivimos en un Estado centralizado”, apuntó.

Por otro lado el ministro desvela que se está trabajando en un nuevo decreto para desbloquear fondos en inversiones públicas y a un cambio legislativo que permita al Gobierno paralizar inversiones extranjeras si afectan a empresas estratégicas del país.

NUEVOS TIEMPOS