VIRALES
17/06/2019 09:04 CEST

Javier Calvo responde tras las críticas por sus palabras sobre los "maricones educados"

"Yo no soy un activista", ha reflexionado.

El HuffPost

Javier Calvo y Javier Ambrossi, conocidos conjuntamente como Los Javis, fueron entrevistados en El País Semanal. La publicación generó mucho revuelo, especialmente por una pregunta: ”¿De qué sirve tener dentro del sistema a un maricón amable?”.

Ambos respondieron. El primero indicó que “es muchísimo más provocador e importante que nuestro mensaje llegue a muchas familias a que lo vean los mismos círculos reducidos de siempre”.

Por su parte, Ambrossi puso el foco en que es el que consigue que “en prime time dos chicos se besen, se hable de transexualidad o se critique la postura del PP en relación con el matrimonio homosexual”. “A lo mejor, el que es amable llega más lejos porque el sistema le abre las puertas más fácilmente”, sentenció.

Los dos jóvenes recibieron críticas en las redes sociales por estas palabras. Calvo no lo ha dudado y ha salido a responderlas con unas palabras que ha compartido en un tuit.

“No creo que haya que ser un maricón amable para conquistar derechos LGTB. Respondo a una pregunta en la que me dicen que hay gente que nos tacha de ello y reflexiono que, quizá, esa actitud también ha traído cosas buenas”, ha empezado Calvo.

El director de cine, ha continuado reflexionando sobre el activismo: “No creo que haya que ser de una manera concreta para ser un ‘buen maricón’ o un buen activista. Yo no soy activista. Soy una persona que pertenece a un colectivo y, como tal, siente la responsabilidad de hacer todo lo que está en mi mano por él”.

También ha comentado que en el colectivo LGTB se gastan más energía en criticar y señalar los errores que en unirse contra quien de verdad hace mal. “Es muy bonito  ser crítico y aprender de nuestros errores, pero a empatía que tanto pedimos o exigimos a veces es nuestra asignatura pendiente”, ha remarcado.

Para sentenciar, ha afirmado que su lucha o sus reivindicaciones las hace desde el lugar que le es propio. 

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'