NOTICIAS
11/10/2019 12:00 CEST

La DGT no matriculará los patinetes y apuesta por un seguro voluntario

Pere Navarro reconoce que está esperando una normalización política para aprobar la ley que ya está preparada.

EFE
Un patinete eléctrico que se puede alquilar en Madrid.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha asegurado este viernes que “no está en agenda” matricular los patinetes, como tampoco se hace con las bicicletas, y ha apostado por un seguro voluntario para esos vehículos del movilidad personas (VMP) igual que se tiene uno para el hogar.

Navarro, en un desayuno informativo organizado por Executive Forum, ha reconocido el “protagonismo” que está teniendo el patinete a pesar de ser aún “marginal”, y ha recordado que la DGT ya tiene preparada una norma, como le pidieron los ayuntamientos, para que sirva a estos de paraguas ante la presencia en sus calles de estos vehículos.

Y ha dejado claro que en esa norma, pactada con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y que espera a una normalización de la situación política para aprobarse, se prohíbe a los VMP que alcancen una velocidad superior a los 25 km/h y circular por las vías interurbanas y por las aceras.

También se les prohíbe aparcar en las aceras, por lo que tienen que ser los ayuntamientos quienes habiliten espacios para estacionarlos.

Durante su discurso ha hecho un repaso de las medidas, ya conocidas, que tiene preparadas su departamento en materia de seguridad vial y de movilidad, y ha reiterado una de las máximas de la UE que la DGT ha hecho suya: “Hacer cumplir la ley de tráfico es la forma más eficaz de reducir los accidentes y las víctimas”.

Para hacer cumplir la ley se cuenta con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, cuyos agentes, según Navarro, son imprescindibles en las vías, como le demandan incluso los transportistas.

En su ayuda “acuden” los medios tecnológicos, como las 216 cámaras de alta definición para vigilar el uso del cinturón de seguridad e, incluso, si se habla o se teclea por el teléfono móvil.

Sobre esta última conducta, que ya encabeza la lista de factores que intervienen en un accidente, Navarro ha reconocido que “sigue siendo un problema” y ha apostado por el “modo coche” en el móvil al igual que existe el “modo avión”.

Respecto a la velocidad, Navarro ha desvelado que tuvo que sacar del almacén 78 radares adquiridos en 2012 y que nadie se había atrevido a colocar. “En seguridad vial, o se toman medidas o no hay seguridad vial”, ha enfatizado.

En España hay 1.500 radares repartidos por las carreteras, mientras que en Francia existen 4.000 y en Reino Unido, 8.000.

Con algo de retraso respecto a otros países, España debe ahora ponerse a trabajar para aprobar la “asignatura pendiente” de la movilidad urbana, que pasa por limitar la velocidad a 30 km/h en las calles de un único sentido, un proyecto que también espera ser aprobado en la nueva legislatura.

Una apuesta por una política de movilidad que tendrá que tener en cuenta el auge del comercio electrónico, los VMP, la nueva cultura de los jóvenes de compartir, la protección del medio ambiente y el envejecimiento de la población.

“Entre el autobús y el taxi hay espacio” para otro tipo de transporte, como las “vanette” de seis plazas para compartir como se está haciendo ya en Alemania o el taxi compartido. Porque “mover los mil kilos que pesa un coche para una sola persona no es eficiente”, ha recalcado.

Se ha referido también al coche eléctrico y ha considerado un error “vender algo en las estanterías que no teníamos”. “Nos equivocamos todos”, ha apostillado Navarro antes de sentenciar que el “gran salto” en seguridad vial será, no obstante, el coche conectado.

Photo gallery Cambios en la Ley de Tráfico See Gallery

ESPACIO ECO