VIRALES
22/09/2021 10:49 CEST

La diputada del PSOE a la que Vox llamó "bruja" arrasa con el tuit que publicó justo después

Le ha bastado con una frase.

La diputada del PSOE Laura Berja ha triunfado en Twitter con el tuit que publicó minutos después de que José María Sánchez, de Vox, le llamase “bruja” en el Congreso.

El vicepresidente primero del Congreso, Alfonso Rodríguez, tuvo que suspender el pleno tras el insulto, que tuvo lugar cuando Berja defendía una iniciativa de su grupo para penalizar el acoso a las mujeres en las clínicas abortivas.

“Somos las nietas de las brujas que nunca pudisteis quemar”, escribió la diputada del PSOE justo después del incidente en un mensaje que acumula ta 2.000 ‘me gusta’.

Rodríguez llamó la atención del diputado de Vox hasta en tres ocasiones “en base al Reglamento de la Cámara” y le pidió que retirara el insulto (“bruja”), a lo que se negó y permaneció en su escaño arropado por los parlamentarios de su formación, entre ellos su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros,

Ante la negativa de Sánchez a abandonar el hemiciclo, el vicepresidente suspendió la sesión durante diez minutos, tras los que se reanudó y el diputado retiró el insulto. “Retiro que la he llamado bruja”, dijo.

Sin embargo, varios diputados de su grupo insistieron en que no debía marcharse, porque se trataba de una “expulsión claramente ilegal” al no haberse aplicado “debidamente” el reglamento de la Cámara, según argumentó la diputada Macarena Olona.

La propuesta de reforma del Código Penal pretende añadir un nuevo artículo que castigue con la pena de prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad a quienes “hostiguen o coarten la libertad de una mujer que pretenda ejercer su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo”.

Además, el tribunal podrá imponer al autor la prohibición de acudir a determinados lugares por un tiempo de seis meses a tres años.

Según la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), son más de 100 los casos de acoso que cada año sufren las más de 800 mujeres que acuden a estos centros abortivos.

Photo gallery Santiago Abascal mirando cosas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS