INTERNACIONAL
24/09/2019 23:07 CEST | Actualizado 25/09/2019 13:12 CEST

La historia de dos 'impeachments' y medio en EEUU antes de la era Trump

Qué otros casos de 'impeachments' ha habido y cómo han acabado. SPOILER: ninguno ha salido adelante.

Los altos funcionarios pueden ser procesados por mandato de la Cámara de Representantes. Es lo que dice el Artículo I de la Constitución de Estados Unidos, el mismo que se utilizará para presentar un impeachment —una suerte de juicio parlamentario— al presidente Donald Trump, como ha anunciado este martes la portavoz del Congreso, Nancy Pelosi, tras varias horas reunida con miembros del partido demócrata. Pero no sería la primera vez que se hace un impeachment a un presidente de la potencia mundial. 

La Cámara ya tuvo que llevar a cabo el juicio a los demócratas Andrew Johnson (en 1868) y Bill Clinton (en 1998). Se necesitan dos terceras partes de los votos de los senadores para condenar al procesado, que dejaría su cargo. En ambos casos el Senado rechazó la destitución. También se aprobó presentar un impeachment contra Richard Nixon, pero lo interrumpió al dimitir de su cargo por el casoWatergate. Ahora el que se la juega es Donald Trump. 

Andrew Johnson: salvado por UN voto

PUBLIC DOMAIN

El proceso a Andrew Johnson empezó por la tensión que había justo después de la Guerra Civil entre los demócratas y los republicanos. El Congreso entonces estaba controlado en su mayoría por el Partido Republicano, que aprobó una ley que impedía al presidente destituir a cargos públicos sin el apoyo del Senado. 

Pero, ignorando es ley, Johnson destituyó al que era entonces su secretario de Guerra, aliado de los republicanos. Eso fue la gota que colmó el vaso: se aprobó en el Congreso un impeachment al presidente demócrata por “traición” a una ley que ya estaba aprobada. El Senado se quedó finalmente a un sólo voto de los necesarios para destituirle. 

Clinton: un escándalo sexual

Eugene Gologursky via Getty Images

Más de un siglo después —en diciembre de 1998— se aprobó el impeachment a Bill Clinton. Fue por una serie de revelaciones sobre su conducta sexual y las operaciones financieras de su familia. Se le acusó de abuso sexual antes de llegar a la Casa Blanca. 

Las razones para el juicio político eran las de obstruir a la justicia por ocultar su conducta sexual con una becaria, además de por perjurio. En febrero de 1999, fue rechazada por el Senado. 

Nixon: el que se quedó a medias

REUTERS
Nixon

Cuando se destapó el caso Watergate y se señaló a Nixon y a su equipo, comenzó en el Congreso el proceso para aprobar un impeachment, pero no dio tiempo. Ante la alta probabilidad de ser aprobado por el Congreso y el Senado, Nixon renunció a la presidencia el 9 de agosto de 1974. 

A partir de hoy, todo el mundo se queda pendiente de qué decidirá el Senado —que pertenece al Partido Republicano— sobre la destitución de Donald Trump. De momento, el proceso podría durar varios meses y los precedentes señalan que sin ningún tipo de garantía. 

Photo gallery Donald Trump en Laredo See Gallery