VIRALES
20/04/2021 11:30 CEST | Actualizado 20/04/2021 11:34 CEST

La joven que se apellida España Franco: "En la residencia mi mote es caudilla"

Ana, de 20 años, ha sido la gran protagonista de los últimos días.

Imagen cedida por Ana España
La joven Ana España.

Buscar a la persona con apellidos más nacionalistas españoles. No ha sido el entretenimiento de Vox o Falange, ha sido el reto que se ha propuesto Twitter este último fin de semana. 

La historia comenzó cuando la primera protagonista, una chica llamada Lucía Reyes Franco, compartió en su cuenta de Twitter la foto del DNI con su nombre y sus apellidos. “Puedes ser facha, pero ¿más que yo?”, preguntó. 

Y, como si fuera el típico ‘sujétame el cubata’, apareció en escena la segunda protagonista de la historia (y por el momento la ganadora): Ana España Franco. “A este juego no me gana nadie”, bromeó publicando también la foto de su DNI. 

Su tuit ha alcanzado los 80.000 me gusta y ha recibido respuestas de todo tipo. Algunos usuarios le han pasado sus nombres y apellidos, otros se lo han criticado e incluso hubo uno, Julio Arriba, que recuperó un tuit suyo de 2019 en el que buscaba a una persona que se apellidara España para que sus hijos fueran Arriba España. 

“La verdad que me he quedado bastante asombrada con la repercusión , yo lo puse un poco por la broma pero no sabía que a la gente le iba a impactar tanto”, confiesa Ana España, ya más tranquila tras varios días movidos. 

La joven de 20 años, que cambió hace dos años Ferrol por Madrid para estudiar Ingeniería de Caminos, reconoce que nunca ha renegado de sus apellidos: “Sé que son algo polémicos y dan pie a comentarios. La verdad que muchas veces me río bastante, pero no me afecta en nada más”.

Por eso mismo decidió responder a la Lucía Reyes Franco. “Un amigo me pasó el tuit y me dijo ‘es tu momento’”, cuenta. A ella le hizo gracia ese mensaje y, bromeando junto a sus amigas, pensó que “está hecho para que le conteste”. 

Le respondió y la mayoría de la red social, reconoce, se lo tomó con humor, aunque tuvo que escuchar algún comentario “feo”. “Pero nada que no me hubiesen dicho antes”, añade. 

Durante toda su vida, lo tenía normalizado. Se apellidaba así y tanto ella como sus amigos de Ferrol no le daban más importancia: “Crecieron con ellos al igual que yo”.

Sin embargo, al llegar a Madrid la cosa cambió y empezó a percibir cierta sorpresa al escuchar las reacciones de la gente. “De hecho estoy en un colegio mayor donde a todos nos ponen motes y el mío es caudilla”, señala entre risas España, que revela que ha podido hablar con el tuitero Julio Arriba. “Estábamos los dos alucinando con la situación”, afirma.

Además, la futura ingeniera gallega confiesa no estar muy metida en el panorama político actual: “A pesar de lo que pueda parecer por mis apellidos, no soy nada de extremos, pero podríamos decir que no tengo una opinión completamente formada”.

Photo gallery Los mejores tuits de la última década See Gallery