POLÍTICA
28/03/2019 11:55 CET

Marchena limita las preguntas a una mossa que mandó Whatsapp señalando a guardias civiles y policías

La agente se limitó a señalar que no recordaba haber remitido mensajes

EFE

El presidente de la sala que juzga el ‘procés’ indepentista en el Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha limitado este jueves el tono y sentido de las preguntas que el fiscal Jaime Moreno estaba dirigiendo a una mossa d’Esquadra que declaraba como testigo y que habría dirigido mensajes de ‘whatsapp’ señalando los hoteles donde se alojaban en Lleida Guardias Civiles y Policías Nacionales desplazados por el 1-O.

La agente, que ha sido citada ante el tribunal con su nombre y apellido en vez de su número de identificación oficial, se limitó a señalar que no recordaba haber remitido dicho mensaje.

El fiscal Moreno le ha preguntado si en el mensaje en concreto, remitido desde su teléfono móvil particular, habría aludido al nombre de varios establecimientos hoteleros en Lleida en los que se alojaron miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado añadiendo “Hagámos que sean la Calella de poniente, a cantar habaneras”.

En el momento en el que la mossa señalaba por tercera vez que no recordaba haber enviado esos mensajes, pues remitió muchos durante aquellos días, el interrogario ha sido interrumpido por Marchena, que ha recordado que debían evitarse preguntas que pudieran incriminar a la testigo, que ha manifestado no tener conocimiento de haber sido sancionada por los hechos a los que se estaba refiriendo el representante del Ministerio Público.

Tras una segunda llamada de atención de Marchena, el fiscal ha renunciado ha plantear más cuestiones y tampoco lo han hecho el resto de partes personadas, por lo que el interrogatorio se ha dado por concluido.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'