POLÍTICA
14/06/2018 15:16 CEST | Actualizado 14/06/2018 15:27 CEST

Ferrán López renuncia como jefe de los Mossos d'Esquadra

Aceptó asumir el cargo en octubre.

EFE

El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, ha presentado su renuncia a seguir ejerciendo las funciones de jefe del cuerpo policial catalán y el conseller de Interior, Miquel Buch, la ha aceptado.

Según ha informado este jueves la Conselleria de Interior en un comunicado, la renuncia del comisario viene motivada porque cuando López aceptó asumir las funciones de jefe de los Mossos en octubre era "temporal y limitada al periodo que se abría con la nueva dependencia gubernativa".

López ha considerado que "la constitución de un nuevo Govern en Cataluña pone fin a esta temporalidad", ha detallado la Conselleria en el comunicado.

Una vez aceptada la renuncia de López, un comisario muy valorado por las bases del cuerpo, el conseller Buch ha encargado al director de la Policía, Joan Andreu Martínez, y a su equipo la labor de análisis de la actual estructura de los Mossos d'Esquadra y sus dinámicas de funcionamiento, con el objetivo de que proponga, si lo ve oportuno, las medidas necesarias para reforzar y adecuar la organización policial.

Durante esta fase, Buch ha acordado que los comisarios Esquius y Molinero -que ya integraban la cúpula de los Mossos junto a López y también en la etapa de Trapero- dependan directamente del director político de los Mossos, Joan Andreu Martínez.

El conseller ha decidido aceptar la renuncia de Ferran López tras las reuniones que ha mantenido en los últimos días con el propio comisario y después de que el mayor Josep Lluis Trapero rechazara el pasado viernes la propuesta que le planteó el presidente catalán, Quim Torra, de volver al frente de la cúpula de la policía catalana.

Trapero, que está imputado por sedición por la Audiencia Nacional por el papel de los Mossos d'Esquadra el 1-O y durante el acoso a la comitiva judicial que el pasado 20 de septiembre registró la consellería de Economía en una operación contra el referéndum, fue destituido por el Gobierno horas después de que el pasado 27 de octubre entrara en vigor el artículo 155 de la Constitución, por el que fue cesado el Govern en pleno.

El conseller Buch, que en los últimos días también se ha reunido con todos los mandos de los Mossos d'Esquadra en el complejo Egara de Sabadell (Barcelona), la sede central de la policía autonómica, ha expresado a López su "comprensión" respecto a las razones que han motivado su renuncia, según Interior.

Además, le ha agradecido los servicios prestados en una etapa "especialmente compleja" para la gestión de los Mossos d'Esquadra, durante el periodo en el que estaban intervenidos por el Gobierno.

En este sentido, según Interior, el conseller ha indicado a López que tiene la voluntad de seguir contando con su "experiencia y profesionalidad" dentro de la estructura policial de los Mossos d'Esquadra.

JOHNNIE WALKER PARA EL HUFFPOST