Marín avisa a Moreno de que no pactará con Vox: "Conmigo para eso que no cuente"

El vicepresidente de la Junta andaluza, de Cs, reconoce que hubiese preferido esperar a septiembre para convocar las elecciones.
Juan Marín y Juanma Moreno conversar en el Día de Andalucía, el pasado 28 de febrero, en el Parlamento andaluz.
Juan Marín y Juanma Moreno conversar en el Día de Andalucía, el pasado 28 de febrero, en el Parlamento andaluz.
Europa Press News via Getty Images

El vicepresidente andaluz, Juan Marín (Cs), ha defendido esta mañana de forma enérgica que no pactará con Vox si las elecciones andaluzas que se acaban de anticipar al 19 de junio obligan a sumar fuerzas por falta de una mayoría absoluta y clara. “No voy a pactar un Gobierno con Vox. ¿El PP lo haría?”, se ha preguntando, lanzando el balón al tejado de su hoy compañero de gabinete, el presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Marín, entrevistado en el programa Hoy por hoy de la Cadena SER, ha confesado que no se enteró de la convocatoria de las elecciones hasta las seis de la tarde de ayer, cuando Moreno no llamó a su despacho y se lo comunicó. A su entender, se tenía que haber intentado “agotar la legislatura” y tener así más tiempo para hacer cosas. Ante la pregunta de que quizá no se hubiera logrado un presupuesto, como argumenta el PP, Marín ha replicado: “Tenemos los prorrogados del 21 y no ha pasado nada, seguimos haciendo colegios, dedicando dinero a la sanidad, repartiendo los fondos europeos... Los presupuestos son importantes, sí, pero Sánchez estuvo años con los de Montoro. Las elecciones no garantizan que tengamos presupuestos a final de año, además. Y cuando convocas elecciones lanzas los dados y no sabes cómo van a caer”, avisa.

El líder de Ciudadanos en Andalucía cree que el PP ha hecho sus cálculos teniendo en cuenta los sondeos electorales y que los presupuestos no son, pues, razón suficiente. “En Andalucía hay estabilidad, la economía andaluza está creciendo”, repite, por lo que se podría haber dejado pasar el verano, que es temporada alta turística, por ejemplo, convocar en septiembre. Respeta, no obstante, la “potestad” de Moreno de convocar los comicios y garantiza que Ciudadanos, su partido, seguirá “trabajando” hasta el último día y que su empeño estará en dar a conocer a los andaluces “qué se ha hecho”.

Preguntado por las sumas que, dicen los sondeos, estarán obligados a pactar las fuerzas políticas en un escenario que descarta las mayorías absolutas, Marín ha indicado que a él le interesa un Gobierno de coalición, “conjunto”, como el presente, pero nada de ultraderecha. ¿No pactará con Vox? “Por supuesto que no, absolutamente y rotundamente no, como tampoco con Podemos”, ha replicado.

En el caso de que Vox y PP tengan un acuerdo, ¿apoyaría la investidura de Moreno? “Yo votaría que no, yo no quiero a la ultraderecha en el Gobierno de Andalucía”, ha enfatizado de nuevo. A su entender, la ultraderecha no va a gobernar para todos los andaluces, “como hace Cs”, sino para una parte. “No creo que haya que hacer distinción por creencias o colores”, resume, por los que comulgan o no con su visión, los “buenos” y los que no lo son. “Conmigo para eso que no cuente”, ha alertado al PP.

Vox ya ha prestado sustento esta legislatura al actual Gobierno andaluz de PP y Cs, pero Marín se defiende diciendo que no hay nada pactado con ellos y que han sido apoyos parlamentarios, como los que en ocasiones ha dado el PSOE.

Sigue en Cs

Juan Marín también ha descartado cambiarse de chaqueta. “Puede estar usted segurísima”, ha dicho a Àngels Barceló ante su pregunta de si seguirá estando en los carteles electorales de Ciudadanos. El vicepresidente ha ironizado con que ahora “todo el mundo es liberal, es de centro, es Macron”, pero ha reivindicado que esa posición es de los naranjas. “Yo voy a seguir defendiendo este programa, sin Cs no habría habido cambio en Andalucía”, señala. Por eso, afronta las elecciones del 19-N con “ilusión y alegría”.

Dice que no le ha tentado el PP, que es “amigo” de Moreno pero que cada cual respeta los posicionamientos del otro, y tampoco se cree las encuestas que pronostican la práctica desaparición de su partido del salón de plenos del Parlamento andaluz. “Eso no se lo creen ni las encuestas”, rechaza. “Hemos propiciado el cambio. Vamos a ir a las urnas. Hay formaciones políticas que no tienen ni candidato. Es el momento de la fiesta de la democracia”, concluye.