Un médico cuenta lo que se encontró en el Metro de Madrid y su mensaje no deja de compartirse

Su mensaje supera los 73.300 'me gusta' en un día.
|
Foto de archivo del Metro de Madrid.
Foto de archivo del Metro de Madrid.
Europa Press News via Getty Images

El usuario de Twitter Arturo M Henriques, médico cirujano, ha publicado un hilo en redes sociales con el que ha querido contar a sus seguidores lo que le ha ocurrido cuando viajaba en el Metro de Madrid.

El joven ha revelado que, mientras viajaba en el transporte público madrileño, vio que un pasajero tenía muchas heridas en las piernas y no dudó en acercarse a él y preguntarle si estaba contagiado de la viruela del mono.

“El señor se monta en el Metro de Legazpi completamente lleno de lesiones desde la cabeza hasta los pies, incluyendo sus manos. Yo veo la situación y además veo a las personas alrededor como si no pasará nada”, ha señalado.

El joven ha asegurado que, tras comprobar el estado del pasajero, se acercó “prudencialmente” y le reprochó que fuera en el Metro si estaba contagiado de la viruela del mono.

Tras la advertencia del médico, el hombre le confirmó que había dado positivo, pero que su médico no le dijo nada de quedarse en casa. “Solo que usara mascarilla”, ha recordado el especialista.

Pese a las explicaciones del pasajero, el joven le explicó que “las lesiones que tiene en todo su cuerpo son lo que más contagian” y que, siendo él médico, es posible que no entendiera las indicaciones del médico de cabecera.

El hombre contagiado por la viruela del mono, lejos de bajarse del tren, le pidió al médico que le dejara en paz. Él, lejos de decirle nada más, advirtió a una señora que estaba sentada junto a él.

Arturo M. Henriques le preguntó a la pasajera si no le preocupaba enfermarse y ella le dejó una respuesta que él no entendió. “Cómo me voy a enfermar si no soy gay. Una del Gobierno dijo que eran los gays los que se tenían que cuidar”, señaló.

El joven decidió bajarse en su destino, pero asegura que ahora va en el Metro “haciendo equilibrio, intentando no tocar nada y menos sentarme”. Un relato que se ha hecho viral en redes sociales y que en un día supera los 73.600 me gusta.