POLÍTICA
02/10/2020 14:44 CEST | Actualizado 02/10/2020 18:17 CEST

Madrid aplicará las medidas de Sanidad pese a decir que generarán "el caos"

Las restricciones, que entrarán en vigor este viernes a partir de las 22 horas, afectarán a la capital y otros 9 municipios de la comunidad.

Entre críticas al Gobierno —al que acusa de “invasión de competencias”—, petición de disculpas a los ciudadanos por el desasosiego generado y augurios de que lo peor está aún por llegar, la Comunidad de Madrid ha anunciado que acatará las medidas de restricción a la movilidad en 10 zonas de la comunidad pese a que “generarán el caos”. El confinamiento ‘suave’ entrará en vigor a las 22:00 horas de este viernes y las medidas tendrán una duración de, al menos,  14 días

El conflicto entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno es ya mayúsculo. Desde la Puerta del Sol, sede de la presidencia, se esgrime que se acatarán las normas de Sanidad por una mera cuestión de lealtad institucional. Para Pedro Sánchez, las medidas “son las adecuadas pero insuficientes”. “No hablamos de confinar, hablamos de limitar movimientos”, ha puntualizado desde Bruselas

Desde la Comunidad han optado por el perfil victimista al sostener que en el recurso presentado en la mañana de este viernes se han evitado pedir medidas cautelarísimas, que hubieran propiciado la paralización de las restricciones. “Vamos a dar cumplimiento a la orden”, ha señalado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, entre peticiones de “perdón” a los madrileños por “el desasosiego, la incertidumbre y las dudas que estamos generando por culpa del Gobierno de la nación”.  

No obstante, el recurso está presentado y la Justicia deberá determinar en las próximas semanas si las restricciones tenían sentido en fondo y forma.

“Entendemos que estamos ante una orden nula, pero la Comunidad está obligada a cumplirla. Se ha producido una invasión de competencias de Salud Pública. Estamos ante una sustracción”, ha criticado López junto al consejero de Salud madrileño, Enrique Ruiz Escudero. “Pensamos que las medidas son peores que las vigentes y van a generar caos”, ha rematado.

Esta misma idea es la que ha difundido en Twitter la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al mismo tiempo que hablaban sus consejeros:

López ha asegurado que “hay que actuar con prudencia y mesura” y que la medida de Sanidad podría “hacer perder 8.000 millones a la economía”. Por eso ha defendido el recurso de la comunidad como un “recurso para defender el Estado de derecho, nuestro autogobierno y la salud de los madrileños”.  

Ruiz Escudero: “Es incomprensible”

El Consejero de Salud madrileño, Enrique Ruiz Escudero, se ha sumado al carro de las críticas al tildarlas de “incomprensibles”, señalando que los datos de los últimos días han mejorado y defendiendo los criterios de Madrid. “El ministerio de Sanidad quiere aplicar sus propios criterios. Tras siete meses de inacción ahora quiere pasar a la imposición”, ha denunciado. 

“La orden recoge unos criterios que parecían hechos a medida para nuestra comunidad”, ha lamentado antes de comunicar las medidas entrarán en vigor a las 22:00 horas de este viernes. Aunque la orden esté vigente, las sanciones quedan en suspenso hasta que los jueces decidan. 

Escudero ha criticado que pueda producirse el caso “paradójico de que un madrileño no pueda ir a otro sitio pero un ciudadano de Lisboa que venga pueda moverse por todo nuestro municipio”.  

Adiós a las restricciones de la Comunidad

Eso sí, ha aclarado una de las grandes dudas de los últimos días: las zonas básicas de salud por debajo de 100.000 habitantes pero con alta incidencia tendrán las mismas medidas que el resto. Es decir, los vecinos de los barrios que estaban confinados hasta ahora podrán desplazarse por el resto de Madrid.

“Se eliminan los criterios de zona básica de salud restringida que había hasta el momento”, ha aclarado Escudero, “algo que va en contra de nuestros criterios de Salud Pública”. También se podrán usar los parques infantiles. Aunque tanto el Gobierno como la Comunidad recomiendan no salir en estas zonas “si no es indispensable”. 

“Ha sido una orden muy poco meditada”, ha criticado Escudero, que también ha asegurado que “no ha habido contactos con Sanidad” pero que ellos siguen “abiertos al diálogo”. “Si hubiese sido nuestra voluntad, habríamos establecido un plazo transitorio hasta el lunes”, ha dicho.