ECONOMÍA
10/02/2021 12:35 CET | Actualizado 10/02/2021 12:35 CET

Musk ofrece 100 millones de dólares por la idea que salve al planeta

El hombre más rico del mundo busca ayudar a parar el cambio climático.

Hannibal Hanschke / Reuters

De película, al más puro estilo americano: Elon Musk lo ha vuelto a hacer. El multimillonario estadounidense ofrece nada más y nada que menos que 100 millones de dólares a quien sea capaz de desarrollar la mejor tecnología para capturar las emisiones de dióxido de carbono. El premio lo ha comunicado a través de su cuenta de Twitter y espera “grandes ideas”.

Musk es uno de los hombres más sorprendentes del mundo de los milmillonarios. El dueño y fundador de Tesla Motors es, además, uno de los personajes más filantrópicos del mundo. Y ahora busca ayudar a retrasar e incluso parar el cambio climático.  Hasta la fecha las tecnologías para conseguirlo han avanzado muy poco. Los esfuerzos se han centrado en reducir las emisiones pero no en lo fundamental a juicio de Musk que es la “captura y eliminación de las emisiones de carbono” del aire. 

El mundo occidental está inmerso en una carrera por intentar parar el cambio climático en la tierra y para ello es fundamental la reducción de emisiones de CO2 por parte de todos los países. Musk, comprometido con el medio ambiente fue el primero en inventar un coche de alta gama eléctrico con el objetivo de reducir el consumo de energías fósiles y evitar la contaminación que producen los coches de gasolina y gasóleo. 

El californiano, recién mudado a Texas para pagar menos impuestos, fue el fundador y creador de PayPal y es el presidente e ideólogo de la compañía de cohetes SpaceX y Neuralink, una startup que desarrolla interfaces cerebro - computador con el objetivo de conectar el cerebro humano a ordenadores y mejorar la calidad de vida de los humanos. 

Musk es desde el pasado mes de enero el hombre más rico del mundo superando a Jeff Bezos, el dueño de Amazon. Tiene un patrimonio personal neto según Bloomberg de 188.500 millones de dólares, 1.500 millones de dólares más que el dueño del Washington Post.