Más allá del teléfono 024: qué incluye el Plan de Acción de Salud Mental

Sanidad y las comunidades han aprobado "por práctica unanimidad" un texto que lanzó el Gobierno en diciembre. Incluye seis líneas maestras de actuación.
Carolina Darias, tras reunirse con las comunidades este miércoles
Europa Press News via Getty Images
Carolina Darias, tras reunirse con las comunidades este miércoles

El “silencio lacerante” se ha acabado. El Consejo Interterritorial de Salud ha aprobado, por práctica unanimidad de los miembros, el Plan de Acción sobre Salud Mental que lanzó el Gobierno el pasado diciembre y que abre nuevas vías para actuar contra una “necesidad” cada vez más normalizada, ha explicado Carolina Darias.

El plan, dotado de una financiación de Sanidad de 100 millones para el periodo 2022-2024, ya ha comenzado a caminar con la activación de una de sus medidas estrella, el teléfono 024 de prevención del suicidio y que arrancó este miércoles. Sobre sus primeras horas, ha ofrecido información: en torno a 1.000 personas tuvieron atención directa durante aproximadamente 25-30 minutos; en algunos casos derivadas al 112 que gestionan las comunidades autónomas.

Pero más allá de esta cuestión, la estrategia de acción abarca otras líneas de acción que ha detallado la ministra de Sanidad tras reunirse con las autonomías, de las que también ha señalado que “participarán de la financiación con sus aportaciones particulares”.

Este nuevo texto, ha explicado, “pone a las personas con problemas de salud mental en el centro, considerándolas como sujetos de derecho y con participación en la toma de decisiones, con un enfoque de género”. Para Darias, esta “pandemia silenciosa” se ha acrecentado por los efectos del coronavirus, lo que ahora a llevado a actuar, “identificando y gestionando las necesidades más urgentes, convirtiéndose así en un pilar para el sistema de salud, porque la salud mental es una prioridad”.

Las actuaciones serán multidisciplinares y se englobarán en 6 líneas maestras y 44 acciones, “cada uno con sus propios medidores”, ha proseguido. En concreto, Darias ha anunciado que el plan se centrará en el refuerzo de recusos humanos especializados, la optimización de los recursos disponibles, la lucha contra la estigmatización de esta cuestión y sus pacientes, la prevención y detección precoz, el abordaje de la salud mental en contextos de vulnerabilidad y el estudio de las conductas adictivas en su relación con la salud mental.

Aunque la ministra no ha puesto unas prioridades por encima de otras, sí ha detallado la apuesta del Ejecutivo por “avanzar en la reducción de la temporalidad en el sector”, con el compromiso de incluir nuevas plazas de psicología y psiquiatría que se sumen a la oferta ya planteada de plazas sanitarias.

Los fondos previstos a corto plazo, esos 100 millones en este trienio, irán desglosados en los presupuestos de 2022, 2023 y 2024. Así, ha recalcado Darias, en 2022 hay 30 millones recogidos, de los que se van a transferir a las comunidades el 80%, dejando el 20% restante para la ejecución directa del Ministerio de Sanidad.

Con la inyección económica, la titular del departamento ha querido marcar que se pretende formar en torno a 90.000 profesionales con 360.000 créditos, además de incluir la cuestión de la salud mental en las guías de las escuelas. “Es muy importante enseñar esa gestión de las emociones”, ha rematado.