NOTICIAS
02/10/2019 19:12 CEST

Por qué las temporadas deportivas no siguen el año natural

PIXABAY
Cosmos

En la gran mayoría de deportes, sobre todo en los deportes de equipos, las temporadas suelen comenzar a final del verano y terminar en primavera. ¿Por qué ocurre esto? ¿Es así en todos los deportes y en todos los países? ¿Ocurre en otros aspectos de la vida? ¿Tiene algo que ver la preponderancia del hemisferio norte respecto al sur en la cultura global? 

Pues a pesar de que la pregunta puede resultar poco atractiva, su respuesta contiene argumentos que pueden resultar polémicos, ya que como hemos visto, de la primera pregunta salen otras mucho más sensibles y que explican varios de los problemas a los que se enfrenta la sociedad actual

- Temporadas deportivas

- La artificialidad del año natural

- Hemisferio norte versus hemisferio sur

- No solo en el deporte

- No solo en el deporte

 

Temporadas deportivas

Los apasionados de los deportes son, probablemente, de las pocas personas en el mundo a los que les encanta que acabe el verano porque empiezan las temporadas de sus deportes favoritos. Bueno, los aficionados a los deportes y a las apuestas.

Por eso, con el comienzo de una nueva temporada de deportes para las apuestas deportivas ha surgido esta pregunta que puede tener implicaciones que van mucho más allá de los que en un principio se presupone.

En Europa y Estados Unidos, quizá los dos lugares de la tierra que dominan el deporte mundial, las temporadas de la gran mayoría de deportes de equipo van desde finales de agosto hasta junio. Es cierto que en Estados Unidos las temporadas en los distintos deportes están repartidas, pero en la mayoría de casos, las temporadas empiezan un año y acaban en otro. En Europa, es así en la practica totalidad de los casos.

¿El motivo? Pues seguramente todo comenzó de manera casual, entendiendo que después del verano, después del calor, (después del descanso vacacional en ciertos casos), comienza un nuevo ciclo, que no coincide con el inicio del año natural.

La artificialidad del año natural

Como casi todo el mundo sabe, un año es el tiempo que tarda la tierra en dar una vuelta al sol. Son 365 días y un poco más, lo que obliga a que cada cuatro años se sume un día más al calendario. Sin embargo, para poder contar bien lo años que pasan, hay que poner un principio de año y un final y, obviamente, eso no lo marca la naturaleza.

En la antigüedad, marcada profundamente por los ciclos de siembra, se empezaba el nuevo año con la llegada de la primavera, que en el hemisferio norte se produce a finales del mes de marzo actual. Esto era debido principalmente a que era en esta fecha cuando los días empezaban a durar más que las noches y, la verdad, era un buen argumento para comenzar el año.

Sin embargo, por circunstancias bastante largas de explicar y que tienen mucho que ver con la religión, se cambio el calendario y el comienzo del año se implantó unos días más tarde del solsticio de invierno.

Hemisferio norte VS hemisferio sur

Es cierto que en el hemisferio sur, debido a que su verano acaba a finales de marzo, muchas de las temporadas se adaptan y sí que tienen más que ver con el año natural que las competiciones en el hemisferio norte. Sin embargo, en el deporte mundial aun domina la visión del hemisferio norte respecto al resto del mundo.

¿Por qué se dice esto? Porque los grandes eventos mundiales, ya sean Juegos Olímpicos, Mundiales de fútbol e incluso campeonatos de fútbol sudamericanos como la Copa América, se hacen siempre en el verano del hemisferio norte (sí, hay excepciones como el Mundial de Qatar, que se celebrará entre noviembre y diciembre de 2022, pero es eso, una excepción y únicamente por el calor que hace allí en junio).

Y no tiene que ver con las temporadas, de hecho, hay JJOO de invierno que se hacen siempre en el invierno del hemisferio sur y no es debido a los deportes de equipo. Hay un motivo que va más allá y es la dominación del norte sobre el sur en muchos aspectos, sobre todo el económico y que lleva a que el verano dominante sea el de julio y no el de enero. 

No solo en el deporte

 

Pato asado

Pero esto no ocurre solo en el deporte. La sociedad global ha interiorizado que la navidad se celebra con ropa de abrigo y comidas hipercalóricas que no son nada buenos para el verano del hemisferio sur pero que hay que cumplir con las tradiciones que el hemisferio norte ha impuesto.

Por eso, siempre se dice que el deporte es el reflejo de la sociedad. Porque incluso en los casos menos importantes (como las fechas de la temporada o de los mayores eventos deportivos), suele haber connotaciones geopolíticas que afectan a otros ámbitos.

Lo queramos o no, actualmente el norte manda, el norte impone y el resto del mundo intenta seguir su ritmo.

APRENDE A USAR TU DINERO