Puente Genil: el pueblo andaluz que ilumina la Navidad de medio mundo

La localidad cordobesa se ha convertido en el epicentro no sólo de las luces de Navidad de España, sino de Nueva York o Moscú.
Iluminación de Ximénez Group en Puente Genil (Córdoba).
YouTube
Iluminación de Ximénez Group en Puente Genil (Córdoba).

Cientos de miles de personas pasean cada Navidad por las calles iluminadas de ciudades como Nueva York, Madrid o, por supuesto, Vigo. Sin embargo, el foco de esas luces está unos cuantos kilómetros más lejos y en un lugar sin tanto renombre ni glamour. No por ello por es menos importante.

En Puente Genil, un pueblo de 30.000 habitantes de la provincia de Córdoba, se fabrican y se diseñan esas luces que disfrutan miles de personas y que dan la señal de alerta —cada vez antes— de que se acerca la Navidad.

Pero la historia de este municipio, que bien podría ser la Laponia andaluza en lo que a luces se refiere, se remonta mucho antes de que la iluminación navideña copase el centro de las ciudades. Fue la segunda localidad de España en tener luz eléctrica, concretamente en 1889, siete años después que Barcelona, y fue el primer municipio de Andalucía en lograrlo. El origen se encuentra en una harinera conocida como La Alianza que fabricaba pan y harina con la energía hidráulica del río Genil.

“Los propios empresarios y dueños de la fábrica pensaron que era posible, además de producir el pan, también dar luz con esa pequeña hidráulica y contribuyeron con el ayuntamiento a iluminar con unas 20 lámparas la calle Don Gonzalo, la principal de la época y donde está ubicado el ayuntamiento”, explica a El HuffPost Esteban Morales, alcalde de Puente Genil.

Según cuenta, este avance que se le atribuye al ingeniero Ricardo Moreno permitió que se cambiaran las lámparas de petróleo de esa calle por unas eléctricas, aunque con poca potencia.

“Sin duda era un cambio paradigmático. En aquella época, a la luz eléctrica de la que hablamos le decían la maga, porque parecía pura magia cambiar la oscuridad por una pequeña iluminación”, detalla.

De una estrella en un escaparate a iluminar Tiffany’s

Desde entonces, el pueblo está vinculado con esa maga. Durante el principio siglo XX Puente Genil se convirtió en una de las localidades más boyantes de Andalucía con gran presencia de burguesía relacionada con empresas agroalimentarias. Pero fue a raíz de 1945, en plena debacle de posguerra, cuando la luz volvió a encenderse.

Concretamente lo hizo la bombilla de Francisco Jiménez, fundador de Ximénez Iluminación. “Montó una tienda de los primeros componentes que había en aquella época y unas navidades, en plena posguerra, se le ocurrió crear una estrella con los componentes que tenía en su tienda, cuatro bombillas y una estructura de madera y colocarla en el escaparate”, cuenta Mariano Ximénez, CEO de Ximenez Group y bisnieto de Francisco.

Una de las primeras furgonetas de la empresa Ximénez Group.
Ximénez Group
Una de las primeras furgonetas de la empresa Ximénez Group.

“Esto fue un hito en el pueblo, sobre todo en una época tan gris como aquella, por lo que el año siguiente decidió colocar algunas estrellas más. Poco después, el alcalde le pidió decorar e iluminar las calles y tras él, los pueblos de alrededor y ese fue el germen de la compañía”, explica.

Morales recuerda que la empresa empezó iluminando las fiestas populares de la localidad y que poco a poco fue creciendo. Actualmente cuenta con 250 trabajadores e ilumina prácticamente todas las capitales españolas y algunas extranjeras.

De hecho, en 2017 fue la empresa encargada de las luces navideñas de las joyerías Tiffany en todo Estados Unidos. Tras esto, vinieron otras como Swarovski o Inditex.

Joyería de Tiffany en Nueva York (EEUU).
Education Images via Universal Images Group via Getty
Joyería de Tiffany en Nueva York (EEUU).

Pero este no ha sido el único hito; en 2018 la empresa iluminó las Navidades de Moscú y de Chicago, la propia Quinta Avenida de Nueva York o la Piazza del Duomo de Milán. “Lo de Moscú supuso un antes y un después para Ximénez Group, uno de los proyectos de mayor envergadura que hemos acometido en las últimas campañas”, explica Ximénez.

Por poner otro ejemplo reciente, la empresa también fue la encargada de realizar la bandera de España del Paseo del Prado de Madrid del año pasado, de la que dijeron que no entendían la polémica. “Hemos hecho banderas para otros países, como Estados Unidos, Reino Unido o Colombia (instalamos una en Medellín), pero es verdad que ninguna tan grande como esta”, contó Ximénez en El País.

Iluminación navideña en Moscú en 2017.
Yelena Glazunova Yelena Glazunova/TASS
Iluminación navideña en Moscú en 2017.

Sin embargo, para conocer la que más le ha costado no hace falta salir de España, ni siquiera de Andalucía. “Quizás la iluminación de la calle Larios ha sido nuestro gran reto estos últimos años. Este proyecto posee un gran trabajo de ingeniería estructural, un trabajo más complejo que otros en general por las características de la vía malagueña”, desvela.

Iluminación de calle Larios en Málaga.
Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Iluminación de calle Larios en Málaga.

Para cada ciudad reciben una propuesta o ellos mismos realizan una, a la que posteriormente los técnicos ponen “nombres y apellidos” a través de un diseño, que pasa posteriormente al departamento de ingenieros que abordan la estructura. Posteriormente se encargan de la fabricación y la colocación.

Aunque parezca algo estable, las novedades en el sector están en constante innovación. De hecho señalan que la tendencia actual está en los light show con música o los sistemas de pixel mapping.

Operarios de Ximénez Group instalando las luces en Ourense en el mes de agosto.
Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Operarios de Ximénez Group instalando las luces en Ourense en el mes de agosto.

Ximénez destaca que actualmente su iluminación es 100% LED. “Esto ha reducido hasta en más de un 90% el consumo energético de nuestras instalaciones, ahorrando además la emisión de casi 3.000 toneladas de CO2 a la atmósfera. Este logro supuso el reconocimiento de nuestra compañía como uno de los 101 ejemplos empresariales de acción por el clima en la Cumbre del Clima de 2019 en Madrid”, explica.

Un revulsivo para la economía local

A pesar del salto mundial que ha dado la empresa, no olvidan los orígenes de su pueblo y mantienen allí su sede y su fábrica sirviendo como un punto de impulso en un municipio donde la tasa de paro es del 19,84%.

Al crear mucho empleo, es un sector muy importante en la zona, junto a Ximénez está Porgesa, que tiene otra dimensión y otra historia. Es un matrimonio, él es catalán y se establecieron en Puente Genil para montar este sector y están trabajando muy bien. También tiene un buen número de capitales y pueblos iluminados, pero no tienen ese origen que ha dado hace 77 años Francisco Jiménez”, explica Morales, quien recuerda también a algunos extrabajadores de Ximénez que se han dedicado a montar sus empresas propias de iluminación.

Siguiendo el registro, hay un total de 14 empresas de iluminación artística solo en Puente Genil, una tendencia que extiende a 56 en toda la provincia de Córdoba.

Puente Genil se ha convertido además en un reclamo turístico por su iluminación de Navidad donde cuenta con estrenos exclusivos de Ximénez y es donde acuden los alcaldes para idear su iluminación el año próximo. “Para ellos es el laboratorio, su catálogo para que vengan a ver sus propuestas todos los ayuntamientos de España y para nosotros es un verdadero lujo poder disfrutarlo y que experimenten en la ciudad con las cosas que ellos inventan”, señala Morales.

Ximénez destaca que Puente Genil es un “punto único en el mapa” y que, al ser su tierra, siempre intentan “estrenar algún elemento o tecnología nueva para su iluminación navideña”.

Eso sí, además de contar con ese lugar de pruebas, tienen otro detalle con la corporación municipal. “Curiosamente la Navidad nos sale mucho más barata por la gratitud de Ximénez, en las que ellos nos pasan un presupuesto sentimental, que ellos le llaman, prácticamente testimonial para el más de un millón de puntos de luz que nos colocan”, confiesa Morales. “En la feria normalmente también hacen el alumbrado y nos cuesta lo mismo que la Navidad y es iluminar un kilómetro de calles con arcos”, añade.

Puente Genil como ciudad de la luz

Además de para potenciar la economía de la zona, también ha servido en los últimos 8 o 9 años para crear una marca turística que el consistorio ha presentado incluso en Fitur.

“Nos ayuda a traer turismo porque la Navidad está casi desestacionalizada, porque encendemos las luces ya en noviembre, pero es un atractivo importantísimo. Eso permite una entrada de riqueza para el comercio y la hostelería muy importante”, señala. ”El ayuntamiento quiere mantener esa marca, que se asocie la ciudad de la luz a Puente Genil”, explica el edil.

Para mirar hacia el futuro no pierden la vista de esas bombillas débiles que alumbraban la calle Don Gonzalo. “No hay que olvidar que en 1889 fuimos el segundo pueblo de España en tener luz. Eso nos da un poco de relato para que podamos mantenernos en esa situación o en esa reclamación de la marca”, recalca.

La decoración navideña de la Casa Blanca en la era Jill Biden