INTERNACIONAL
11/08/2020 11:09 CEST | Actualizado 11/08/2020 14:13 CEST

Putin anuncia que Rusia ya tiene la primera vacuna contra el COVID-19

Ha desvelado que su propia hija ha sido la paciente a la que se le ha inyectado en primer lugar esta dosis, que ofrece "inmunidad estable"

A la espera de saber si es verdaderamente una defensa efectiva o más bien propaganda, llega desde Rusia una noticia muy ansiada: se ha aprobado la primera vacuna contra la COVID-19, un virus que ya contagiado a más de 20 millones de personas en todo el planeta. 

Según informa la agencia oficial rusa Sputnik, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha anunciado el registro de esta primera vacuna mundial. “Esta mañana fue registrada la primera vacuna contra el COVID-19 en el mundo”, dijo el mandatario en una reunión con el Gabinete de Ministros.

Putin ha pedidp al ministro de Salud, Mijaíl Murashko, información más detallada sobre el asunto, que por ahora no se ha hecho pública.

El presidente espera que la producción masiva de la vacuna rusa contra COVID-19 comience en breve, añade Reuters, una protección que genera, dice el Kremlin, una “inmunidad estable”.

Poco después de este anuncio, Putin ha dicho que la primera dosis ha sido suministrada a su propia hija. 

La semana pasada, el Gobierno apuntó a octubre como posible fecha de inicio de la campaña de vacunación contra el coronavirus.

Horas antes, el jefe de Epidemiología del Ministerio de Sanidad, Nikolai Briko, había indicado que “no hay motivos” para posponer el registro de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el centro de investigación N. F. Gamaleya.

“Quizá el proceso se haya acelerado por el hecho de que la vacuna no se ha desarrollado de forma fortuita”, ha dicho Briko, reivindicando que es fruto de un trabajo “serio”, de acuerdo con la agencia de noticias TASS.

Dudas

La velocidad a la que Rusia está desarrollando su vacuna prueba su determinación por ganar la carrera para obtener un producto efectivo, pero ha provocado sospechas sobre que se esté apostando por el prestigio nacional antes que por la ciencia y la seguridad.

El anuncio realizado por Putin coincide con los plazos que se han anunciado desde las últimas semanas, cuando se afirmaba que la vacuna estaría lista y podría utilizarse en agosto. 

Rusia ha contabilizado en las últimas horas menos de 5.000 nuevos casos de coronavirus diarios, siendo la primera vez que baja de esa cifra desde finales del mes de abril, según ha informado este martes el centro dedicado a seguir la evolución de la pandemia en el país.

“En las últimas 24 horas en Rusia se confirmaron 4.945 casos del COVID-19 en 84 regiones”, ha indicado el centro ruso. Para encontrar un dato similar hay que remontarse al 23 de abril, cuando se registraron 4.774 nuevos positivos.

Con ello, el total de personas contagiadas asciende a 897.599, de las cuales 15.131 han muerto ―130 de ellas en la pasada jornada― y 703.175 se han recuperado, incluidas 6.494 en las últimas horas.

Rusia es el cuarto país más afectado del mundo por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos, Brasil e India. 

Photo gallery Putin haciendo cosas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS