Qué ver en Málaga provincia: 10 lugares imperdibles

La provincia de Málaga cuenta con sitios increíbles para ver y visitar. Hemos seleccionados los mejores sitios que ver en Málaga provincia, ¿los has visitado todos?
Playa de Marbella, Málaga.
David Soanes Photography via Getty Images
Playa de Marbella, Málaga.

Andalucía es una de las comunidades más visitadas de nuestro país cada año. Aquí encontramos una gran variedad de ciudades con mucha historia, unas playas de ensueño y unos paisajes naturales preciosos. Claro, ante esta presentación tan suculenta resulta difícil escoger dónde ir de vacaciones en Andalucía. Pero, cuando hablamos de verano y playa, el primer nombre que se nos viene a la cabeza es Málaga. En este post os vamos a proponer algunos planes que podéis hacer y lugares que ver en la provincia de Málaga si finalmente elegís este destino como vuestro lugar de descanso para este verano.

Conocida por sus días soleados y calurosos, por sus playas de aguas cristalinas y por los pueblos blancos de postal que conforman la provincia, ¿necesitas algo más para lanzarte a visitarla?

10 planes y lugares que ver en Málaga provincia

¿Por dónde empezar? La provincia de Málaga está formada por muchos pueblos encantadores que te robarán el corazón, aunque, como hemos dicho, las verdaderas protagonistas son sus playas, bañadas por un sol radiante y que en conjunto conforman la llamada Costa del Sol. Un nombre muy acertado.

Pero no todo se resume en estar “vuelta y vuelta” en la arena o visitar pueblos (aunque es lo más recomendable), también hay tiempo para disfrutar del lujo que se expone en Marbella o ir de compras por las zonas de moda de la capital. Como veis, hay mucho por hacer, así que, ¡comenzamos!

Ronda, un pueblo indispensable en tu visita a Málaga

No puedes irte de Málaga provincia sin haber pasado por Ronda. Esto es así. Sí, somos muy pesados con lo bonitos y espectaculares que son los pueblos de Málaga, pero es que Ronda nos da la razón. Es un pueblo que se puede ver en un día o dos, así que realmente no supone mucho tiempo conocer lo más importante.

La tauromaquia es un tema polémico que tiene seguidores y detractores a partes iguales, por lo que preferimos no meternos, pero debemos reconocer que la plaza de toros de Ronda es una de las paradas obligatorias. Es considerado por muchos como la más bonita de España y realmente su fachada tiene un gran encanto. A la salida de este lugar podemos ir al mirador de Ronda, ubicado en la Alameda del Tajo y donde poder hacernos unas preciosas fotos para el recuerdo, además de disfrutar de las vistas.

Caminando por el pueblo os topareis obligatoriamente con el monumento más llamativo e icónico del lugar, el Puente Nuevo de Ronda. Seguro que lo habréis visto en más de una foto, aunque en persona es mucho más impresionante. Cruzarlo a pie es una de las cosas obligatorias que hacer en Málaga provincia y en Ronda en particular. Si os sobra tiempo podéis terminar vuestra visita conociendo la casa del Rey Moro, el Puente Viejo o los baños árabes, los mejores conservados de Europa.

Puente Nuevo en Ronda, Málaga.
Michael Pelling / EyeEm via Getty Images
Puente Nuevo en Ronda, Málaga.

Estepona, un precioso pueblo que debes conocer

Si hiciésemos una ruta de los pueblos blancos de Andalucía, Estepona sería uno de los que debes ver en Málaga provincia. Se trata de la representación perfecta de un pueblo típico andaluz.

Su centro histórico está lleno de casas blancas y decoradas con macetas que otorgan colores vivos y hacen un precioso contraste con el blanco de sus calles. Más tarde podéis hacer la ruta de los murales. Son enormes grafitis pintados sobre las fachadas de muchos edificios del pueblo y que forman un llamativo museo al aire libre.

Si os gusta la naturaleza también tenéis opciones. Por un lado, podéis visitar el Parque Botánico Orquidario, donde encontraréis jardines verticales formados por estas plantas (orquídeas), aunque hay especies de todo el planeta. Por otro, podéis poneros ropa cómoda y salir a andar por alguno de las zonas naturales que ofrece Estepona.

Por último, si vais de vacaciones con niños encontrareis en el pueblo un sitio ideal para ellos, aunque también para vosotros. Hablamos de Selwo Aventura, un recinto lleno de animales de todos los continentes y en semi libertad, entre los que se incluyen el lince ibérico, leones o elefantes.

Típica calle de Estepona, Málaga.
John James Wood via Getty Images
Típica calle de Estepona, Málaga.

Júzcar, el pueblo de los Pitufos (y no es broma)

A 30 minutos de Ronda, cambiamos el blanco por el azul. Sí, has leído bien, Júzcar es un pueblo completamente azul. Vamos, podría pasar por el hogar de los Pitufos. Pero, ¿por qué es azul? La respuesta de hecho tiene algo que ver con estos conocidos dibujos y es que para el estreno de la película Los Pitufos 3D (2011), la productora de cine, Sony Picture, escogió este pueblo para promocionar el film. Para ello, se decidió pintar con este característico color las casas del lugar, por lo que pasó de ser un pueblo casi desconocido a ser uno de los puntos turísticos que ver en Málaga provincia. En principio iba a ser temporal, pero el tirón turístico fue tan grande que se decidió mantener así.

Es un pueblo muy pequeño y en apenas unas horas habrás visto todo. Una escapada ideal para ir en familia y que perfectamente podría entrar en la lista de sitios a los que ir de vacaciones con bebés. Se lo pasarán pipa conociendo a estos personajes y su mundo. Todo está relacionado con los pitufos, por lo que si eres un gran seguidor de ellos, este será tu paraíso. Podéis ir en búsqueda de los 14 grafitis que hay a lo largo del pueblo. En cada uno de ellos hay un código QR que, si lo escaneáis, os contará una historia. Además, hay numerosas estatuas de los pitufos decorando Júzcar.

Vista aérea de Júzcar, el pueblo azul de Málaga.
Vera Ivanchenko / EyeEm via Getty Images
Vista aérea de Júzcar, el pueblo azul de Málaga.

Málaga ciudad

Dejamos atrás los preciosos pueblos de Málaga para desplazarnos hasta la capital homónima de la provincia. Hay mucho que ver en Málaga capital, aunque os dejamos algunos sitios imprescindibles en vuestra visita a esta agradable ciudad.

Decir que tiene todo lo que buscáis a lo mejor es demasiado arriesgado, pero si no es así, poco le queda. Málaga ciudad reúne en un mismo lugar playas, restaurantes, museos, tiendas, en definitiva, todo lo que se te ocurra. No queremos extendernos mucho en lo que ver para que así lo descubráis vosotros mismos, aunque hay sitios que no se pueden dejar pasar por alto. Es el caso de la Alcazaba, una fortificación musulmana clave en la época de la Reconquista, funcionó como una estructura defensiva frente a los ataques cristianos. Cerca de aquí, hay dos sitios igual de importantes que ver como es el Castillo de Gibralfaro y el teatro romano.

Podéis disfrutar de sus centro y hacer algunas compras en la calle Larios, una de las más conocidas de la ciudad y de España por el gran ambiente que presenta. Aquí se reúnen tiendas de ropa de todas las marcas, los restaurantes más de moda y en Navidad las luces otorgan un aspecto único a la calle. Se extiende hasta el paseo marítimo, donde podéis ver el puerto de Málaga y terminar el día disfrutando de la puesta del sol. Un plan muy romántico y que podemos tachar de la lista sitios para viajar en pareja.

Calle Larios en Málaga ciudad.
Marcus Lindstrom via Getty Images
Calle Larios en Málaga ciudad.

El glamour de Marbella

Marbella es la definición del glamour y el lujo. A este lugar viajan cada año numerosas personalidades del mundo del deporte, del cine o de la música para disfrutar de su playa y el ambiente. No solo famosos recorren sus calles, también es el lugar escogido por millonarios de todo el mundo para pasar sus vacaciones.

Aunque la mayoría de nosotros no pertenezcamos a este selecto grupo de personas, ir a Marbella y concretamente a Puerto Banús es una de las cosas que podemos hacer en Málaga provincia. Seguramente os quedéis boquiabiertos admirando los numerosos yates y deportivos de lujo que están aquí aparcados. Pero no todo se resume a los lujos más extravagantes. La ciudad cuenta con un casco antiguo muy bonito por el que pasear y ver las casas blancas que se sitúan por todas sus calles.

Tienda de lujo en Puerto Banús, Marbella, Málaga.
Education Images via Getty Images
Tienda de lujo en Puerto Banús, Marbella, Málaga.

Visitar las cuevas y el Balcón de Europa en Nerja

Los más mayores seguro que recuerdan la mítica serie española de los 80, Verano Azul. Pues bien, esta fue grabada en Nerja. Ya con esto tenemos una excusa para, pero por si acaso no es suficiente (o sois más jóvenes que la serie) déjanos decirte que Nerja es otro pueblo de la Costa del Sol al que debemos dedicarle tiempo.

Algunas de las mejores playas de la región se encuentran aquí, así que si tu idea es buscar playas más naturales y, al mismo tiempo, bonitas, este pueblo te ofrece una solución. Algunas destacadas son la Playa de Calahonda, Carabeo o la Playa de Maro. También puedes acercarte al Balcón de Europa, una pequeña plaza blanca asomada a un acantilado y desde el que podrás tener unas vistas increíbles del mar. Recomendable es ir al atardecer, aunque te avisamos de que suele ser un lugar concurrido por turistas. En torno al lugar encontrareis una gran cantidad de oferta de restauración para recargar pilas.

Otra cosa que hacer en Nerja es visitar sus famosas cuevas. Durante el recorrido podremos ver algunos restos arqueológicos, entre los que encontramos pinturas rupestres. Si eres un coleccionista o apasionado de las estalactitas y estalagmitas, aquí se encuentra la estalactita más grande del mundo, con una altura de 33 metros.

Imagen del Balcón de Europa en Nerja, Málaga.
Ventura Carmona via Getty Images
Imagen del Balcón de Europa en Nerja, Málaga.

La belleza de Frigiliana

Para muchas personas este pueblo de la Sierra de la Axarquía es el más bonito de todos los que podemos ver en Andalucía, por lo que como no podía ser de otra forma tenéis que incluirlo en vuestro planning de que ver en Málaga provincia.

Al igual que muchos otros de esta comunidad, Frigiliana se trata de un pueblo pequeño y lleno de calles estrechas con casas blancas decoradas con flores. De hecho, dado su pequeño tamaño es posible conocerla en medio día, incluso podéis ir antes de conocer Nerja, ya que se encuentra relativamente cerca.

El pueblo es muy “instagrameable”, dado la cantidad de rincones con encanto donde poder hacernos una foto. Si buscas hacer instantáneas bonitas para guardar en tu álbum de viajes comienza por la Cuesta del Apero. Una subida de amplios escalones y con las casas de los lados dando color al lugar por las macetas que suelen tener. El Torreón es otro sitio donde posar para las fotos. Es un antiguo depósito de cereal que data del siglo XVIII y del que sale un camino que lleva a una pequeña plaza escondida, pero muy bonita. No podemos terminar nuestro recorrido por Frigiliana sin pasar por el Callejón el Garral. ¿Qué podemos decir de esta calle? Sus planes y terrazas dan mucho ambiente al lugar. Perfecto para descansar y tomar algo.

Cuesta del Apero en Frigiliana, Málaga.
Antonio Hugo Photo via Getty Images
Cuesta del Apero en Frigiliana, Málaga.

Disfrutar de la naturaleza en el Torcal de Antequera y los Dólmenes

No solo son playas lo que tienes que ver en la provincia de Málaga, también puedes respirar un poco de aire puro y disfrutar de la naturaleza. Aquí aparece el Torcal de Antequera. Hablamos de un lugar declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO y que destaca por su llamativo aspecto kárstico, así como por sus yacimientos arqueológicos. La mejor forma de conocer este lugar es hacer senderismo por rutas guiadas o de manera libre. Puedes hacerlo solo, en pareja, con tu familia o, incluso, acompañado de tu mascota, de hecho, sino sabes dónde ir de vacaciones con perros ya tienes una opción.

En Antequera también tenéis los Dólmenes, considerada un bien de interés cultural y formado por tres monumentos monolíticos, mucho más antiguos incluso que los de Stonehenge en Inglaterra.

Dolmen de Menga en Antequera, Málaga.
Federica Grassi via Getty Images
Dolmen de Menga en Antequera, Málaga.

Hacer el Caminito del Rey

Es una de las rutas naturales más bonitas de Málaga, localizada en el interior del Desfiladero de los Gaitanes y con una extensión de tres kilómetros. Desde 1989 es declarado por la Junta de Andalucía como un paraje natural. Además, alegan que este enclave ha sido clave en el desarrollo de grupos humanos desde la antigüedad hasta nuestros días y, por esta razón, debe ser considero Patrimonio Natural de la UNESCO.

Lo más destacado del Caminito del Rey es que se ubica a 105 metros de altura y con un ancho de tan solo un metro, lo que convierte a esta ruta en no apta para quienes padecen vértigo. Si te atreves (y te animamos a hacerlo) disfrutarás de las mejores vistas que ver en la provincia de Málaga. Las entradas cuestan entre 10 y 18 euros según si escoges por la visita libre o guiada, y es recomendable cogerlas con antelación.

Caminito del Rey a su paso por Ardales, Málaga.
Frank Anschütz / EyeEm via Getty Images
Caminito del Rey a su paso por Ardales, Málaga.

Disfruta de sus increíbles playas

Mencionábamos al principio que Málaga es el destino perfecto para pasar las vacaciones de verano y, por supuesto, uno de los planes principales que hacer en esta época es visitar algunas de sus magníficas playas. Tienes un enorme catálogo donde escoger la que más se ajuste a vosotros. Algunas más naturales, otras más grandes, de agua cristalina, etc. En cualquier caso te proponemos las que son, bajo nuestro criterio, las mejores playas de Málaga o, al menos, las que debes ir aunque sea una vez.

La playa del Cristo es la primera de la lista. Se encuentra junto al puerto de Estepona y ofrece un arenal realmente agradable. Cuenta con numerosos chiringuitos y puestos e, incluso, a veces hay música en directo para amenizar la zona. Una de sus ventajas es el fácil acceso, ya que si vas en coche podrás dejarlo bastante cerca. También tiene parques y zonas infantiles para que los más pequeños jueguen cuando no estén en el agua.

En Fuengirola tenemos la playa de El Castillo-Ejido. No es una playa excesivamente grande, apenas tiene 800 metros de largo, pero el suave oleaje de sus aguas y la tranquilidad que ofrece su arena con numerosas sombrillas y restaurantes donde comer la hacen una opción más que valida si vas en familia. Además, como su nombre indica se encuentra cerca del Castillo de Sohail. Si tienes tiempo puedes rematar el día visitando el lugar.

Si lo que buscáis son playas más naturales y en ciertos aspectos vírgenes, tenéis que apuntaros la playa de Maro en la lista. Nada que envidiar a las playas de las islas más bonitas del Caribe o el Pacífico. Tiene arena gruesa y está rodeada de vegetación, por lo que no esperes tantas comodidades como en otras playas de la provincia. Pero merece mucho la pena. Sus aguas son transparentes e invitan a practicar deportes como el buceo. ¡Con suerte encontráis algún tesoro!

Playa de Maro en Nerja, Málaga.
Manfred Gottschalk via Getty Images
Playa de Maro en Nerja, Málaga.

Málaga estrena en Centro Pompidou

Sugiere una corrección