Rufián avisa a Yolanda Díaz sobre la reforma laboral: "ERC no vota proyectos personales"

El portavoz de los republicanos asegura que siguen muy lejos de poder apoyar la nueva legislación en las Cortes.
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en una foto de archivo.
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en una foto de archivo.
E. Parra/Europa Press via Getty Images

El líder de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha advertido este miércoles de que su partido “no vota proyectos personales” de reforma laboral, en alusión a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y ha insistido en que los republicanos están lejos de dar su apoyo a dicha reforma.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Rufián ha criticado que el Gobierno haya estado “nueve meses hablando con la CEOE”, una estrategia “hábil”, pero en cambio apenas haya conversado con ERC y otros grupos al respecto, lo que “es un error”.

Para Rufián, esta reforma laboral propuesta “no es tan reforma, sino un pequeño cambio de lo que hizo el PP”. “No podemos apoyar una reforma que sea solo maquillaje. Tal como está, no”, ha aseverado.

“ERC no negocia ni vota proyectos personales, porque quizá esto es un proyecto personal de Yolanda Díaz. La pregunta es: ¿por qué no quieren negociar con nosotros, ni tocar comas o aspectos que para nosotros son nucleares? ¿Por qué al final lo cerrarán con Ciudadanos?”, se ha preguntado.

Rufián carga contra el bono joven de alquiler

Por otro lado, sobre el bono joven de alquiler -250 euros mensuales por dos años para jóvenes entre 18 y 35 años que cobren un salario inferior a tres veces el Iprem (24.318 euros)- impulsado por el Gobierno, Rufián ha considerado que es “inútil” anunciar esta medida “sin limitar el precio del alquiler”.

“No hay ningún motivo para que el arrendador no suba 250 euros el alquiler, porque no tiene ningún incentivo para no hacerlo. Me parece un sorteo que depende del arrendador”, ha lamentado Rufián, recordando su propia “experiencia personal” como beneficiario del bono para jóvenes que se impulsó en 2007, pero que fue “un desastre”.