Rusia corta el suministro eléctrico de la central nuclear de Zaporiyia por "dificultades técnicas"

La decisión de las autoridades prorrusas se produce dos días después de la misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania.
La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania.
Future Publishing via Getty Images

Las autoridades prorrusas de la ciudad de Energodar, que aloja la central nuclear de Zaporiyia, han anunciado este sábado la suspensión del suministro de energía eléctrica a la red ucraniana debido a “dificultades técnicas”. La central aporta una quinta parte del consumo eléctrico del país.

“Los especialistas destinados allí han informado de que debido a las características técnicas varía la electricidad generada por los reactores. El suministro de electricidad a los territorios controlados por Ucrania ha sido suspendido debido a dificultades técnicas”, ha indicado la administración cívico-militar prorrusa de Enerdogar en su canal en Telegram, según recoge la agencia de noticias rusa Interfax.

En concreto, denuncian los daños causados por bombardeos ucranianos que están siendo ya atendidos por los especialistas. Así han dado cuenta de desperfectos en dos de las líneas de la central.

Los reactores 5 y 6 de la central continúan funcionando con normalidad y se generan unos 900 o 1.000 megawatios. La radiación se encuentra en niveles normales.

Las autoridades rusas y ucranianas se han acusado mutuamente de poner en peligro la central de Zaporiyia con bombardeos de artillería y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha enviado una misión de inspección para valorar la situación.

Este mismo sábado Moscú ha informado de un intento nocturno de asalto de fuerzas ucranianas sobre la central nuclear que habría sido repelido y en el que habrían muerto 47 miembros del grupo de asalto anfibio ucraniano.

Dos días después de la misión del OIEA

La misión del OIEA inspeccionó este jueves la situación en la que se encuentra la planta nuclear, después de los enfrentamientos cercanos a la central por parte de las milicias rusas y ucranianas, y el mismo día en el que la empresa estatal ucraniana, Energoatom, se vio obligada a apagar uno de sus reactores tras varios bombardeos.

En palabras de su director general, Rafael Grossi, la misión ha conseguido, con sus 13 expertos, “reunir mucha información” en un primer recorrido de las áreas clave.

Pese a que varios miembros de la OIEA seguirán pendientes del estado de la central nuclear, el director general del CICR, Robert Mandini, advirtió que es “hora de dejar de jugar con fuego”.

Una mujer llora ante las tumbas de soldados caídos en la guerra en Leópolis

Ucrania conmemora su fiesta nacional a los seis meses de invasión rusa