Sánchez recibe este jueves a Mañueco, Moreno y Rueda, que le urgirán a reformar el modelo de financiación

Infraestructuras, sistema ferroviario y despoblación, entre los otros temas que pretenden abordar los tres mandatarios autonómicos del PP.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda con el puño al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda con el puño al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.
EUROPA PRESS/EDUARDO PARRA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibirá este jueves en el Palacio de La Moncloa a Alfonso Fernández Mañueco, Juanma Moreno y Alfonso Rueda, después de sus respectivos nombramientos como presidentes autonómicos. Los tres mandatarios del PP le pedirán que reforme el sistema de financiación de las comunidades, según han ido avanzando.

Moncloa ha dispuesto el orden de las reuniones en orden cronológico desde que fueron nombrados como presidentes autonómicos, de modo que Mañueco será el primero que se vea con Sánchez, a las 10.00, seguido de Rueda, que tendrá el turno de las 12.00, mientras que Moreno tiene previsto acudir a las 17.00.

Al término de cada reunión, está previsto que comparezca cada presidente autonómico y la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que darán cuenta en rueda de prensa de los asuntos tratados en cada cita.

La reunión con Mañueco llega tres meses después de que fuera investido de nuevo como presidente de Castilla y León, el pasado 11 de abril, mientras que Rueda ha tenido que esperar algo más de dos meses para ver a Sánchez, después de que su investidura fuera el 12 de mayo, tras la marcha de Alberto Núñez Feijóo a la Presidencia del PP.

Por su parte, Juanma Moreno tan solo ha tenido que esperar apenas cuatro días desde su investidura tras las elecciones del 19 de junio para reunirse con el presidente del Gobierno en La Moncloa.

Génova denuncia que sean “de una tacada”

Sin embargo, la dirección nacional del PP considera que la actuación de Sánchez al recibir el mismo día “de una tacada” a Moreno, Mañueco y Rueda, evidencia la “descortesía” y el “desprecio” de Pedro Sánchez a los presidentes autonómicos del PP, según han señalado a Europa Press fuentes de la formación.

“Es como las visitas del médico. Y encima casi a punto de empezar agosto y con medio país de vacaciones”, se quejan en la cúpula del PP que dirige Feijóo.

En ‘Génova’ advierten de que este “ajuste de cuentas” del presidente del Gobierno con tres destacados ‘barones’ autonómicos del PP es en realidad una “desconsideración” con los más de 14 millones de ciudadanos que viven en esas comunidades. “No son presidentes del PP sino presidentes autonómicos”, proclaman.

Mañueco: también la despoblación

Según han ido detallando estos días desde la Junta de Castilla y León, Mañueco llevará inicialmente a este encuentro cinco materias: “la necesidad de avanzar en un Pacto por la Sanidad, las infraestructuras, la petición de una EBAU única, la financiación autonómica y el mapa del transporte ante el planteamiento inicial del Gobierno de dejar sin servicio 346 paradas de autobuses lo que supone un claro perjuicio para el mundo rural”.

Asimismo, precisan que la despoblación y el reto demográfico estará presente en todos los asuntos que aborde el presidente autonómico en este primer encuentro con Sánchez.

Además, también se espera que aborde la ola de incendios que esta semana continúa asolando el país. Mañueco pidió la semana pasada al Ejecutivo central la declaración de zona catastrófica de las provincias afectadas por los fuegos en su Comunidad, en especial Zamora, León y Ávila.

El presidente castellanoleonés reclamó también la necesidad de que Sánchez convoque una conferencia de presidentes autonómicos después del verano para abordar el tema de los incendios forestales desde una perspectiva global y hacer una “reflexión nacional” sobre los mismos.

Rueda: el AVE para toda Galicia

También se espera que se pronuncie sobre los fuegos el nuevo presidente de la Xunta, quien ya ha apuntado que va a pedir a Sánchez la declaración de zona catastrófica para las áreas afectadas en Galicia por los incendios que han arrasado más de 30.000 hectáreas en los últimos días.

Además, Rueda trasladará al presidente del Gobierno otras demandas que considera “prioritarias” e “irrenunciables”. Así, ya ha avanzado estos días que, además de reivindicar medidas como las plazas MIR y la falta de cobertura de profesionales en Atención Primaria, exigirá a Pedro Sánchez “poner fecha” a la llegada del AVE a todas las ciudades de Galicia, pues ahora solo lo tiene Ourense. Así, pedirá “certezas” para los proyectos solicitados en su comunidad para ser financiados con cargo a los fondos europeos Next Generation.

Por otro lado, Rueda ha reafirmado que demandará la transferencia inmediata de las competencias de gestión del dominio público marítimo-terrestre.

Moreno, la financiación autonómica por bandera

Mientras, Moreno llevará casi un centenar de reivindicaciones a Moncloa, gran parte de las cuales ya fueron planteadas en el encuentro que mantuvieron ambos dirigentes hace un año.

El principal tema que llevará a su reunión con Sánchez será el de la necesidad de que se reforme el sistema de financiación autonómica y que mientras tanto se cree una fondo transitorio de nivelación que compense a las comunidades que actualmente están infrafinanciadas.

El Gobierno andaluz considera que cada año Andalucía pierde unos 1.000 millones de euros con el actual sistema de financiación, aprobado en 2009 “por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el apoyo de ERC”, señalan las mismas fuentes.

Otro asunto que Moreno llevará a la reunión es la necesidad de que el Gobierno ejecute las obras hidráulicas que tiene pendiente en la comunidad, donde la situación de sequía es “dramática” y se están poniendo en riesgo sectores como el agrícola, el turístico y el industrial.

Asimismo, el presidente también planteará en la reunión que el Gobierno central tome medidas para corregir el déficit ferroviario “tan brutal” que existe en Andalucía y que está generando incluso “problemas de competitividad” porque hay mercancías que se transportan más lentamente y en peores condiciones.