NOTICIAS
30/11/2021 03:42 CET

Santos afirma que él y Londoño se quisieron matar durante años pero decidieron "remar hacia la paz"

Aimar Bretos entrevista a los dos protagonistas del proceso de paz en Colombia cinco años después del acuerdo que puso fin al conflicto armado.

EUROPA PRESS / Isabel Infantes
El expresidente de Colombia Juan Manuel Santos.

Juan Manuel Santos –expresidente de Colombia y Nobel de la Paz– y Rodrigo Londoño –excomandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), conocido entonces como Timochenko, ahora presidente del partido Comunes– se han sentado juntos este lunes frente a los micrófonos de la Cadena SER cuando se cumplen cinco años del acuerdo que puso fin al conflicto armado entre el Estado colombiano y las FARC.  

“Fue una persona con la cual muchísimos años tuve una controversia, nos queríamos matar, el uno al otro, así es la guerra”, ha afirmado Santos cuando el periodista Aimar Bretos le ha pedido definir a Londoño.

“Yo le dije: “usted y yo, que nos hemos querido matar durante tantos años, a partir de este momento vamos a estar en la misma barca y vamos a tener que remar en la misma dirección, la dirección hacia la paz. Usted va a tener muchísimos problemas con su propia gente, y yo también. Y los ha tenido, y yo también”, ha señalado el expresidente colombiano. Y ha añadido que “ha cumplido”.

“Firmamos la paz, hicimos la paz, pero ahora esa la etapa de la reconciliación, del perdón, de construir la paz, es algo difícil, sanar las heridas de más de 50 años de guerra es muy complicado y creo que nos falta mucho camino por recorrer, pero a los cinco años de haber firmado la paz yo me siento satisfecho de lo que hemos logrado”, ha destacado. 

Mientras, Londoño ha destacado que “es claro que estamos en orillas ideológicas completamente distintas, que tenemos una visión del mundo distinta, pero coincidimos en jugárnosla por la paz de Colombia”. 

“Yo le confesé hace poco que cuando me dijo aquella frase de ‘estamos en la misma barca y me toca remar’, yo pensaba que ante las primeras borrascas se iba a bajar de la barca, y afortunadamente no se ha bajado, y eso se lo reconozco”, ha añadido el excomandante en jefe de las FARC. 

Durante las negociaciones del acuerdo, que se extendieron durante cuatro años en La Habana, tuvieron que aguantar una campaña de acoso por parte de ambas partes del conflicto. “Es más fácil hacer la guerra, a mí me tocó hacerla, que hacer la paz”, ha remarcado sobre esto Santos. Ha señalado que se ha encontrado con “mucha oposición”. “Pero afortunadamente poco a poco la gente se da cuenta de que es mejor vivir en paz que vivir en guerra”, ha apuntado

″¿Se sintieron traidores?”, ha preguntado Bretos, a lo que Londoño ha resaltado que “tenía la confianza de que a nosotros no nos iba a pasar, pero desafortunadamente sucedió”. “Lo que pasa es que de este lado quedamos los más y los mejores afrontando, asumiendo lo que ambos acordamos”, ha añadido. “En este lado también quedamos los más y los mejores, en eso coincidimos 100%”, ha replicado en ese momento el expresidente entre risas por parte de ambos. 

En cuanto a la reintegración, Londoño ha manifestado que “no ha sido fácil por el incumplimiento de parte del Estado, comenzando por los casi 300 firmantes asesinados que hay en este momento”. Incumplimiento que Santos ha reconocido, “más del 95% de los excombatientes de las FARC siguen en el proceso, eso es algo muy importante, en los otros procesos de paz ese porcentaje nunca se ha cumplido a los cinco años”. “Es más, el 50% de los procesos de paz fracasan en los primeros cinco años”, ha remarcado, y ha añadido que “el hecho de que este acuerdo siga funcionando a los cinco años es muy positivo”.   

Sobre si corre peligro el acuerdo con el Gobierno de Iván Duque, Londoño se ha mostrado muy claro: “Yo creo que a cinco años de la firma y casi tres años y medio del Gobierno de Duque, lo he dicho en los distintos balances durante el quinto aniversario, lo hemos logrado, podemos cantar victoria. Este Gobierno que se eligió con la bandera de hacer trizas los acuerdos de paz, no lo pudo hacer. Y por eso me siento muy emocionado y muy contento de volver a Europa a decirle a la comunidad internacional que, a pesar de esa decisión que tenía o de esas banderas con las que fue elegido el presidente Duque, a cinco años podemos decir que el acuerdo no tiene reversa”. 

El exlíder de las FARC, además, ha pedido perdón a las víctimas en repetidas ocasiones, y ha definido ese tema como “sumamente difícil y complejo”. “Lo estamos haciendo de corazón, convencidos de que en el desarrollo de la lucha de las FARC se establecieron políticas que fueron muy equivocadas y que generaron unas heridas muy profundas en la sociedad colombiana, como por ejemplo el tema del secuestro”, ha afirmado el exguerrillero.

“Yo no tengo problema, pediré perdón todas las veces que sea necesario hasta el último día de mi vida”, ha insistido. “Estoy convencido que fue una política errada y mi compromiso es contribuir a sanar las heridas que el conflicto dejó en la sociedad colombiana”. Sobre esto ha respondido Santos que Londoño ha sido “valiente que ha sido consecuente”. 

“Hoy estamos más convencidos de lo que lo estábamos cuando firmamos hace cinco años”, ha asegurado Santos. “Nunca pensé que cinco años después estaríamos juntos aquí en la Cadena SER defendiendo lo que hicimos”, ha concluido Londoño.