El puñetazo en la mesa del entrenador de los Warriors que resume la impotencia por Texas

"¡Suficiente! ¿Cuándo haremos algo? Estoy cansado de los minutos de silencio", clama Steve Kerr en mitad de su rueda de prensa.

El entrenador de los Warriors de la NBA, Steve Kerr, se ha convertido en la viva imagen de la indignación tras el tiroteo de anoche en Uvalde, Texas. En una rueda de prensa poco después del ataque a la escuela, ha cuestionado a las autoridades estadunidenses por su falta de acción por el control de armas en el país y se ha negado a hablar de deporte, porque había cosas más graves sobre la mesa. No le ha importado que estuviera en la previa a las finales de la Conferencia Oeste entre su equipo y los Mavericks. Ha explotado.

Sentado frente a la prensa, con los ojos brillantes, ha golpeado la mesa y ha levantado la voz: ”¿Cuándo vamos a hacer algo? Estoy cansado de estar aquí y ofrecer mis condolencias a las familias devastadas. Estoy cansado de los minutos de silencio… ¡Suficiente!”. Su estampa se ha viralizado y se ha convertido en bandera de los que anhelan una regulación que impida estas matanzas.

“En los últimos diez días, hemos tenido a ancianos negros asesinados en un supermercado de Búfalo, a feligreses asiáticos asesinados en el sur de California y ahora tenemos a niños asesinados en la escuela. ¿¡Cuándo vamos a hacer algo?!”, insistió Kerr ante los medios.

“Hay 50 senadores que se han negado a votar a favor de la propuesta de verificación de antecedentes (para comprar armas de fuego) que ha estado estacando hace dos años. Hay una razón para que no voten a favor: quieren mantenerse en el poder”, comentó visiblemente exaltado y molesto.

“Estoy harto, he tenido suficiente, vamos a jugar el partido, pero quiero que todos los que están aquí piensen en sus propios hijos, nietos, padres, madres, hermanas o hermanos. ¿Cómo se sentirían si les sucediera esto hoy?”, ha añadido.“No podemos quedarnos de brazos cruzados, no podemos sentarnos y enterarnos, guardar silencio y seguir con el partido. Es lo que vamos a hacer, jugar un partido mientras somos rehenes de 50 senadores en Washington”, concluyó.

Kerr se ha mostrado públicamente muy comprometido con causas sociales y la defensa de los derechos humanos y, por ejemplo, en su perfil de Twitter lleva un homenaje a George Floyd, afroamericano asesinado hace justo dos años por un agente de policía blanco.

También Luka Doncic, de los Dallas Mavericks, mostró su tristeza y dolor por el tiroteo y aseguró que algo así no debería suceder en ningún lugar. “No creo que algo pueda ser peor. Es un desastre. Creo que eso no debería pasar en ningún sitio”, afirmó Doncic al señalar que sentía “mucha pena” por esta tragedia.

Dos personas lloran tras la matanza en el colegio

Tiroteo en una escuela de Texas