Hay otra forma de usar las tapas de plástico de los vasos de refresco

No sólo sirven para evitar que el líquido se desparrame.

El vaso de cartón en el que sirven refrescos en cafeterías o salas de cine viene siempre acompañado de una tapa, que para la gran mayoría tiene un doble uso: evitar que el líquido se desparrame sin renunciar a beberlo. Porque la tapa incluye siempre un agujero para la pajita.

Resulta que ése no es su único uso. La tapa también funciona como posavasos, ya que está estratégicamente diseñada para eso.

A este usuario de Reddit le llamaron la atención las protuberancias de la tapa y después de analizarlas se dio cuenta de que encajaban perfectamente con la parte inferior del vaso.

Si se coloca la tapa sobre una mesa y, a su vez, se coloca el vaso sobre la misma, funciona como posavasos. De esta manera se consigue no dejar cercos sobre ninguna superficie.

Trucos caseros que te harán la vida más sencilla