BLOGS
12/04/2019 03:46 CEST | Actualizado 12/04/2019 14:21 CEST

Ese barco velero cargado de sueños... llegó a Telecinco

Telecinco

¿Recuerdas cuántas veces emitieron en televisión las imágenes de la boda del rey Felipe y Letizia en los días posteriores al enlace? Pues prepárate, porque el empacho no será comparable al atracón de folclore que nos vamos a dar con el clan Pantoja. Este jueves ya hemos tenido un aperitivo. El docu-reality (el contrato de Maribel con Telecinco es complejo y con muchos ceros) de Isabel Pantoja ha arrancado en la final de GH DÚOque contra todo pronóstico ha ganado la exmiss España María Jesús Ruiz.

No ha habido que esperar a que su barco velero cargado de sueñosllegue a Supervivientes 2019: la Isabel Pantoja más teatral se ha estrenado antes en Mediaset con el reencuentro con su pequeño del alma (que ya no tiene la piel de canela), porque ante todo es madre. La Pantoja no necesita bata de cola para brillar, aunque la mueva como nadie, y su hijo ha heredado su expresividad. Esto es el relato de un docu-reality o una telenovela, porque puede ser cualquiera de las dos cosas, protagonizada por Kiko Rivera, María Jesús Ruiz e Isabel Pantoja (¿en el papel de Susana Dosamantes?).

María Jesús Ruiz ganó, pero el protagonista fue Kiko Rivera: la historia de una derrota. Todos lo daban por ganador, pero no venció.

La villana

La leña ardió, porque en la telerrealidad también hay villanas como en las telenovelas en las que María Jesús Ruiz dice haber triunfado en America Latina... (al otro lado del charco es mucho más fácil alcanzar el éxito. En Nueva York Kiko Rivera es como Bob Dylan, aunque a él le viene de familia, que Isabel lleva una vida ‘haciendo las américas’).

En GH DÚO la antagonista ha sido ella, a pesar de que ha vivido dramas como la protagonista más sufrida: ha pasado de perder la salud por el ano en 2018 a someterse de nuevo a lo peor de los concursos de belleza en Gran Hermano: “Esto es como los certámenes de las misses, siempre hay alguien que lleva la corona puesta antes de la noche de la coronación”. Que no te engatuse su sufrimiento. La exmissespaña, insistimos, tiene tablas en esto de las telenovelas: véase este brillante videobook.

A la izquierda, el drama del ano. A la derecha, el drama de la corona.

El reencuentro

La velada arrancó con sorpresa. Isabel entró en Guadalix y dejó a cuadros a su mismísimo hijo. A Kiko se le desencajó la mandíbula, aunque ya debería estar acostumbrado después de que lo recibiera en Supervivientes 2011 y de presentar juntos las Campanadas para dar la bienvenida al 2012. Su entrada en la casa fue el momento en el que Pantoja hiló fino para decirle que la iba a ver poco, porque en breve se va a Honduras. El DJ ha sido el último español en enterarse:

La tonadillera dejó claro que siempre ha sido una forofa del programa en el que va a concursar, aunque no estamos seguros de que haya seguido las ediciones en las que participaron sus hijos, a pesar de que, repetimos, ante todo es madre...

La dramática ausencia

Aunque madre e hijo juntos (y por separado) generan expectación por sí solos, el momento en el que ocuparon el sofá sirvió para echar de menos a alguien, fue la escena nostálgica de la historia: a Jorge Javier Vázquez. En su lugar estaba Jordi González, que parece que se ha quedado girando en La noria desde 2012 y no sale del bucle. Él pasó sin pena ni gloria mientras que Jorge Javier habría sacado oro de ahí... aunque se desquitará en Supervivientes 2019

Sobre fuego

Isabel dio calor a Kiko en la casa de Guadalix y María Jesús Ruiz lo incendió en plató, como fuego que le quema. Supo mantener la calma, pero la llama que le asoma por el pecho bien podría haber sido real:

Los buenos sufren

Aunque en las telenovelas los protagonistas lo pasen mal, nadie se explica que ‘el timo’ de María Jesús y sus esperpentos se hayan impuesto a Kiko Rivera: el hijo de Isabel Pantoja ha alimentado tres meses de reality con historias de superación, con revelaciones sobre su familia, con su relación con Irene Rosales y con comparaciones grandiosas. Incluso la realeza británica se ha colado en GH DÚO gracias a él y sus relatos de encuentros paranormales y ha conseguido adelantar el regreso de su madre a la cadena. Independientemente de la simpatía que pueda generar, Kiko era el bueno porque tenía enfrente a un personaje mucho menos real, María Jesús. Aunque a veces ganan los malos...

¿Docu-reality o telenovela? La realidad siempre supera la ficción. Sea lo que sea, ya tenemos sintonía. 

Photo gallery 25 años de Telecinco: programas, series y presentadores míticos See Gallery

ESPACIO ECO