POLÍTICA
30/09/2020 19:44 CEST

Torra cobrará más de 122.000 euros y tendrá una pensión vitalicia a los 65

Los expresidents de la Generalitat tienen reconocida una prestación temporal al dejar su cargo y un retiro indefinido al jubilarse.

Corbis via Getty Images
El expresident de la Generalitat, Quim Torra, en un acto en Lisboa.

Tras ser inhabilitado por la justicia, Quim Torra ya no es president de la Generalitat de Cataluña y su puesto ha sido ocupado por el vicepresident Pere Aragonès. No puede ocupar un cargo público, pero sí seguirá cobrando de las arcas públicas.

El sueldo que recibirá Torra viene establecido por la ley que regula el estatuto de los expresidentes catalanes. Esta normativa se aprobó el 22 de abril de 2003, poco antes de la retirada de Jordi Pujol.

Un 80% del sueldo como president

Esta normativa establece que un expresident de la Generalitat tiene derecho a percibir un sueldo equivalente al 80% de lo que cobraba cuando estaba al frente del Govern. 

Torra percibía un salario de 153.235,50 euros al año como president, según el portal de transparencia de la Generalitat. A partir de ahora, recibirá unos 122.500 euros al año. Muy por encima de los 82.978,56 euros que cobra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Este salario como expresident no es indefinido, sino que está limitado en el tiempo. Se cobra durante un periodo equivalente a la mitad del tiempo que estuviera en el cargo. La presidencia de Torra ha durante 28 meses. Por tanto, esta paga le corresponde durante 14 meses, es decir, hasta que termine 2021.

Una vez pasado ese tiempo, el expresident deja de cobrar ese salario. Por ejemplo, Artur Mas, que gobernó entre diciembre de 2010 y enero de 2016, ha cobrado 111.000 euros anuales hasta principios de este año.

Pensión vitalicia a partir de los 65 años

La misma norma establece que un expresident tiene derecho a una pensión vitalicia cuando cumplen los 65 años. A partir de ese momento, percibe una pensión equivalente al 60% de la retribución que la corresponda al president en ese momento. Si se mantuviera el sueldo actual, cobraría unos 92.000 euros anuales.

Torra tiene actualmente 57 años y todavía le quedan 8 años para acceder a esta pensión. Sin embargo, Mas cumplirá cumplirá 65 años el próximo 31 de enero, entonces podrá disfrutar de esta vitalicia.

Casi todos los presidents de la Generalitat han recibido estas prestaciones. Únicamente el expresident Jordi Pujol renunció a su pensión vitalicia en 2014, tras confesar que ocultaba una fortuna en Andorra. Asimismo, Carles Puigdemont renunció al salario que le correspondía como expresident en noviembre de 2017 para no acatar destitución en aplicación del 155.

Una oficina para cada expresident

Además de esto, Torra podrá disponer de una oficina propia con tres personas dedicadas a su servicio, a las que puede nombrar libremente, una dotación presupuestaria para gastos de oficina, un coche oficial con chófer, y servicio de escolta por parte de los mossos d’esquadra.

Estas oficinas de los expresidents también suponen un importante desembolso para las arcas públicas, aunque es más complicado saber cuánto dinero. La oficina de Josep Montilla costó 462.113‬ euros en 2018; la de Artur Mas fueron 284.864 euros; la de Pasquall Maragall costó 129.729 euros y la de Carles Puigdemont otros 91.747 euros, según publicó el periódico El Independientebasándose en una respuesta del Govern a Ciudadanos.

Photo gallery Quim Torra See Gallery

NUEVOS TIEMPOS