POLÍTICA
17/02/2020 21:44 CET

Torra y ERC dirimen sus discrepancias en una nueva cumbre independentista "discreta"

Al encuentro ha acudido el vicepresidente catalán, Pere Aragonès.

Miquel Benitez via Getty Images

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y representantes de ERC han repetido encuentro en una nueva cumbre independentista celebrada hoy lunes, esta vez de manera discreta, alejada de los focos mediáticos.

La reunión ha transcurrido en las dependencias del Palau de la Generalitat -en la Casa de les Canonges- entre el mediodía y la tarde, para abordar detalles de la futura mesa de diálogo con el Gobierno, como el escollo del “mediador internacional” que exigen con insistencia en JxCat y cuya importancia relativizan en ERC.

Es la segunda cumbre de este tipo tras la del pasado 15 de enero, a la que asistieron también representantes de JxCat, ERC, la CUP y las entidades ANC y Òmnium Cultural, y que sirvió entonces para preparar la reunión que iba a mantener el presidente de la Generalitat con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por parte de JxCat, ha acudido a la cita este lunes, además del president Quim Torra, el líder del grupo de JxCat, Albert Batet, entre otros. En representación de ERC, han estado presentes el vicepresidente del Govern y coordinador nacional del partido, Pere Aragonès, la portavoz de la formación, Marta Vilalta, y el diputado Josep Maria Jové.

En un contexto preelectoral en Cataluña, el punto polémico es la figura del mediador internacional, una exigencia de Torra y de JXCat que el Gobierno de Pedro Sánchez no acepta, mientras que ERC reclama que esto no sea una excusa para dilatar la puesta en marcha de la mesa de negociación, que querrían que fuera en breve.

“La semana próxima como máximo”, ha subrayado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, después de la reunión de la ejecutiva del partido. Vilalta ha avisado de que Esquerra no entendería que se buscase “dilatar” más su convocatoria con temas formales como la figura del mediador, ni que se quiera “mezclar los temas a tratar” en esta mesa de diálogo sobre Cataluña con las cuestiones competenciales o de inversiones que aborda la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.

En cambio, el portavoz del PDeCAT, Marc Solsona, ha recordado que la mayoría del Parlament -con el apoyo de JxCat, la CUP y también ERC- aprobó una resolución que reclamaba un mediador internacional, un texto que considera que no es “interpretable”, y ha advertido que no respetar las decisiones de la cámara da “mala imagen”. Solsona se ha alineado así con la posición de Torra sobre el mediador y ha brindado total apoyo al presidente de la Generalitat en las decisiones que adopte si se mantiene el veto a esta figura.

Catalunya en Comú: “Torra no tiene intención ni capacidad de liderar la mesa”

Ante estas disensiones en el mundo independentista, el portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha considerado que Torra no tiene “intención ni capacidad” de liderar la mesa de diálogo entre gobiernos y ha emplazado a ERC a “desmarcarse” e impedir que JxCat haga “saltar por los aires” este espacio de negociación.

Desde el mismo espacio político, el líder del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha abogado por una reforma del Código Penal “en los próximos meses” que “tendría como consecuencia” que los líderes independentistas presos “recuperasen la libertad”.

En este contexto, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, no ha descartado una reforma del Código Penal que permita “aliviar alguna de las penas” de los líderes independentistas presos. 

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera de Trabajo Dolors Bassa han salido unas horas de prisión en el primer día en que se les aplica el artículo 100.2 del reglamento penitenciario, que les permite acudir fuera de la cárcel a cuidar a familiares y ejercer voluntariado. Este lunes también se ha conocido que el exconseller de Interior Joaquim Forn trabajará en Mediapro durante el permiso concedido en aplicación del mismo artículo.