VIRALES
16/06/2020 18:01 CEST | Actualizado 16/06/2020 20:31 CEST

Monumental bronca en 'Todo es mentira': acaba de la forma más abrupta posible

El presentador de Cuatro ha entrevistado a un portavoz de un sindicato policial.

Pocas veces se ha visto a Risto Mejide tan cabreado en Todo es mentira, el programa que presenta junto a Marta Flich en Cuatro. 

El conductor ha entrevistado en el espacio televisivo a Albert Palacios, portavoz del sindicato policial USPAC, para abordar el ataque racista de un Mosso d’Escuadra contra un joven de 20 años llamado Wubi.

La entidad SOS Racismo hizo público este lunes un audio en el que se escucha a un agente de los Mossos d’Esquadra —según lo identifica la organización— insultando a una persona a gritos, entre ellos “eres un mono” o “negro de mierda”.

“Por favor, dejadme en paz, que soy un humano como vosotros”, llega a decir el joven en un momento, a lo que el citado agente contesta: “No eres humano, tú eres un mono. Negro de mierda”.

Tras ver el vídeo, Risto ha preguntado a su invitado si este agente “es racista”. El portavoz de los Mossos ha afirmado que “es una causa que está judicializada” y que está “en contra de cualquier discriminación a toda persona por raza o género”.

“No podemos valorarla porque solo se escucha un audio. Con un audio y una versión no podemos hacer una valoración de las dos partes”, ha proseguido Palacios. 

Tras estas palabras, Mejide no ha podido contener su indignación después de preguntar en repetidas ocasiones si ese agente “era racista” y recibiendo un “lo desconozco” por respuesta, sobre todo cuando en ese audio el propio agente dice “soy racista, y mucho”. 

“Ese agente no debería haber entrado en los Mossos y, posiblemente, si hubiese un protocolo lo habrían evitado. Ya está bien, hombre”, ha afirmado Mejide. 

El tono de Risto ha ido en aumento y ha hecho referencia a un comentario del portavoz del sindicato, que ha asegurado que “desde la butaca” se puede hablar tranquilamente pero que ellos viven situaciones de estrés muy fuertes. 

“Puede ser muy cómodo estar en una butaca aquí pero estamos intentando que la gente entienda si hay o no hay un protocolo”, ha dicho enfurecido Mejide. “Sí, pero cálmese”, ha respondido Palacios. 

“Que usted me esquive la pregunta 16 veces... que me tomen el pelo a estas alturas ya no. Ya tengo canas y cada vez menos. Buenas tardes”, ha dicho tajante Mejide. 

“El grado de alteración que tiene, caballero, es bastante elevado”, ha dicho el representante de los Mossos. “Aquí también hay adrenalina”, ha apostillado Mejide. “Y la falta de educación también”, ha dicho Palacios antes de marcharse. 

NUEVOS TIEMPOS