Los trucos de los trabajadores de Mercadona para hacer la compra durante la cuarentena

9. Si quieres pan, ve por la mañana.
Exterior de un establecimiento de Mercadona
Exterior de un establecimiento de Mercadona

Mercadona se ha convertido en protagonista involuntario de la crisis del coronavirus. Desde que el 9 de marzo la Comunidad de Madrid anunció el cierre de centros educativos, la cadena de supermercados valenciana no ha dejado de ser motivo de noticia.

Estanterías vacías, carros llenos de productos inverosímiles, trabajadores desesperados, medidas extraordinarias, cancelación de los pedidos online y colas en la puerta.

Estanterías vacías en el Mercadona del barrio madrileño de Hortaleza.
Estanterías vacías en el Mercadona del barrio madrileño de Hortaleza.

El horario es diferentes estos días —de 9:00 a 19:00 horas—, pero uno no sabe nunca a qué hora ir. Si va muy pronto puede que esté lleno y si retrasa la hora de entrada quizás ya no haya nadie.

En El HuffPost Life nos hemos puesto en contacto con varios empleados de distintos establecimientos españoles —hay un total de 1.635 repartidos por todo el país— para que den respuesta a estas preguntas y conocer otras claves para ir a comprar durante la cuarentena.

1. Ve a partir de las 14.30 horas si no quieres que la tienda esté llena. A la hora de comer suele haber un vacío general que se prolonga también a la siesta. Por la tarde, la afluencia también es menor.

2. La peor hora es a primera hora porque la gente está acostumbrada a que esté todo repuesto.

3. Para encontrarte los estantes llenos es mejor ir a primera o a última hora. Los camiones reponedores suelen llegar al empezar o terminar el día y los productos se colocan según se reciben. Todos, sin dejar nada en el almacén. Antes se iban colocando a lo largo del día de forma escalonada, pero ahora si llega un palé con 200 paquetes de papel higiénico se colocan al instante. Esto explica el porqué de esta foto.

4. Evita el fin de semana. Son siempre los peores días y ahora con el confinamiento también. “Viernes y sábado sí se nota que se llega a las 150 personas de aforo del establecimiento y tenemos que poner a gente fuera, pero no soy muy consciente de cuántas personas hay en la cola”, cuenta un empleado.

5. Si no hay un producto concreto, vuelve al día siguiente. No lo hagas más tarde: si ya no está en tienda es porque probablemente ese día ya se ha agotado. Hasta que no haya otro camión, no habrá más.

6. No pretendas encontrar productos más especiales. Se venden los de primera necesidad y eso se traduce en que hay menos variedad de un tipo de alimento. Piensa que ahora mismo en tienda disponen de 500 referencias más 1.000 productos frescos y hay 8.500 huecos vacíos.

7. Olvídate de los yogures griegos con chocolate o los yogures con nueces. Lo que se venden son alimentos más básicos como los yogures de sabores o los naturales.

8. Tampoco busques productos estrella como las claras de huevo.

9. Si quieres pan, ve por la mañana. Antes se horneaba a lo largo del día, ahora suele hacerse por la mañana. Si a las seis de la tarde ya no hay pan, no se hace más.

10. No busques panes especiales porque no se están horneando. Según cuenta otro empleado, ahora mismo se trabajan cuatro referencias y normalmente hay 28.

11. La bollería y la panadería de autoservicio están cerradas. Es una cuestión sanitaria, así que ni te lo plantees.

12. No vayas a por guantes, jabón, mascarilla, alcohol o desinfectantes. No se venden ni se van a vender.

13. Frutería, carnicería y pescadería siguen estando surtidos. Reciben todos los días y no presentan (ni han presentado) problemas de desabastecimiento.

14. Piensa en el que viene después y no hagas una compra gigante. Que haya cientos de flanes no significa que el almacén esté surtido, lo que quiere decir es que esos son los productos para vender ese día. Si tú te llevas muchos, los que vienen después ya no tendrán.

15. No te dejes invadir por el pánico ni por las escenas de la televisión. Ni están desabatecidos ni lo van a estar. Tampoco van a cerrar.

16. Ten paciencia porque pronto volverán a tener todos sus productos. De hecho, ya han empezado a recibir algunos que habían pasado a un segundo plano para atender a esas necesidades básicas. “Lo más probable es que en dos semanas haya ya de todo”, apunta una empleada, que asegura que las compras compulsivas de los primeros días se han frenado.

17. Limpia las cosas al llegar a casa. ”Aunque los guantes son obligatorios, hay mucha gente que sigue haciendo la compra sin ellos. Yo recomiendo a la gente conocida que lo haga”, cuenta esa misma trabajadora.

¿De dónde vienen los productos de Mercadona?