Ucrania insiste en que puede haber guerra: "No se puede decir si será mañana o en febrero"

Y lamenta que si no son parte de la OTAN "estarán solos".
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania.
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania.
Omar Marques via Getty Images

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha ofrecido una conferencia de prensa con medios internacionales en la que ha expresado que no tienen “pánico a la situación” pese a que la amenaza rusa existe y ha destacado que cuenta con “un ejército poderoso”.

“No se puede decir si será mañana o en febrero”, ha expresado, a la vez que ha recordado que hay que cuidar mucho las palabras sobre el tema y priorizar la diplomacia. “En las frases hay que poner puntos seguidos, no punto final”, ha comentado.

En ese sentido, Zelenski ha insistido en que la amenaza es latente aunque no cree que la invasión de Rusia sea tan inminente como afirman algunos actores internacionales.

“No estamos viendo una escalada mayor que antes. Es verdad que el número de militares ha aumentado pero es algo de lo que hablé a principios del año pasado, cuando la Federación Rusia realizó ejercicios militares que desembocaron en un gran aumento de tropas”, ha respondido.

Asimismo, ha aprovechado para enviar un mensaje a la OTAN para expresarle una demanda de ingreso a la Alianza porque si no, “estarán solos”. “Si hay guerra ningún ejercito va a venir a defendernos y eso da bastante miedo, pero si estamos en la OTAN si tendrán que defender a sus miembros”, ha añadido.

Zelenski también ha recordado que este conflicto lleva abierto casi ocho años y ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a la población. “La prioridad tiene que estar en los seres humanos y lo segundo en la economía”, ha expresado.

“No podemos decir que el mundo se va a acabar en febrero”

- Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania

El presidente ucraniano también ha explicado que están haciendo todo lo posible por “proteger sus lugares” y ha aclarado que Rusia propone una guerra indirecta.

“El mayor riesgo para la soberanía de nuestro país es que haya desestabilización dentro del país porque es el eslabón más débil no solo hablando de Economía también en la confianza en el presidente actual”.

En este sentido, Zelenski ha pedido que el país esté unido para frenar la escalada procedente de Rusia. “Al igual que hicimos en 2014”, ha recordado.

El pánico afecta a la fuga de capitales

La situación ya está teniendo consecuencias económicas en Ucrania con una fuga de capital estimada en 11.000 millones de euros provocadas, según Zelenski por las “informaciones alarmantes”.

“La sensación que transmiten los medios es que tenemos una guerra, que tenemos tropas en las carreteras, que tenemos movilización. ¿Qué tipo de tanques tenemos en nuestras calles? Ninguno. No necesitamos este pánico”, ha declarado.

Zelenski ha agradecido cualquier apoyo pero, a la vez, ha criticado que información facilitada por algunos actores provoca el pánico económico.

“Nuestro estado no puede hacer frente a tales desafíos. Estamos estabilizando nuestra moneda nacional a partir de las reservas estatales, por lo que es muy costoso para Ucrania, y esta es una política de información un poco imprudente”, ha indicado.

Según cálculos oficiales, Ucrania necesitaría una inyección de unos 4.400 millones de euros para reparar en parte del impacto de esta fuga.

Rusia no quiere la guerra

Pese a los movimientos del ejército ruso, Putin ha descartado querer un conflicto armado con Ucrania en el centro de la polémica.

Tras la reunión telefónica con Emmanuel Macron, el presidente ruso se ha comprometido a seguir una agenda de desescalada y a la vez se ha quejado porque ni EEUU ni la OTAN han respondido a las “principales preocupaciones”. Por su parte, el ministro ruso de Exteriores de Rusia y EEUU se reunirán de nuevo en las próximas semanas para continuar con las negociaciones después de que Joe Biden rechazara la extensión de la OTAN hacia el Este como pedía el Kremlin.

A lo largo de la tarde, el presidente francés también hablará con Volodimir Zelenski como intermediario en el conflicto y con el objetivo de mantener el diálogo y calmar la tensión.

Popular in the Community