INTERNACIONAL
12/02/2021 13:10 CET | Actualizado 12/02/2021 13:12 CET

Úrsula, la joven argentina asesinada por su exnovio policía al que denunció 18 veces

El país arde en protestas contra un feminicidio esperado, del que la chica, de sólo 18 años, venía alertando desde hacía tiempo.

Natacha Pisarenko / ASSOCIATED PRESS
Patricia Nasutti, madre de Úrsula Bahillo, el pasado miércoles durante su entierro en Rojas. 

Arde de indignación Argentina. La causa: el asesinato de una joven de 18 años a manos de su expareja, policía. Un crimen que se produce después de que ella avisara al mundo entero de que eso iba a pasar, después de pedir escolta a sus amigos, después de denunciar y ver cómo la protección no evitaba el final.

Úrsula Bahillo, apenas saliendo de la adolescencia, ha muerto en la ciudad de Rojas, en la provincia de Buenos Aires. Matías Ezequiel Martínez, un policía de 25 años, ha sido su asesino. La joven había denunciado 18 veces a Martínez por violencia machista y la Justicia del país le había impuesto una orden de alejamiento desde el 5 de febrero.

La familia de la víctima solicitó esta orden, además de un botón de alarma antipánico para alertar a Emergencias en el caso de que se sintiera amenazada y que se llevaran a cabo vigilancias frecuentes para garantizar que la expareja no se acercara a la víctima. La justicia se lo denegó. 

La muchacha tuvo que ver cómo sus reclamaciones eran menospreciadas por los compañeros de comisaría del asesino, que no tramitaron muchas de sus denuncias, pese a su testimonio y a que, además, cargaba con un largo historial agresivo.

El asesinato se produjo en un paraje rural de la ciudad, donde encontraron al agresor al lado de la víctima, que había recibido 15 puñaladas en la espalda, el torso y el cuello, según informó el informe de la autopsia. Los agentes que se desplazaron al lugar detuvieron al hombre de seguido. 

“No aguanto más, tengo mucho miedo”

Bahillo aseguró a sus amigas que Martínez le había amenazado de muerte, tal y como se muestra en una de las conversaciones reveladas por una de ellas en las redes sociales. La Justicia del país ha imputado a Martínez por feminicidio con agravantes de “alevosía” y “ensañamiento”. El policía será interrogado por el fiscal este viernes. 

“No aguanto más, casi me quebró la mano, no puedo mover la muñeca. Me quiero ir de acá. Tengo mucho miedo, me arrancó todos los pelos, me recagó a palos”. Es solo una muestra de alguno de los mensajes que Úrsula le mandó a una amiga, explicándole las agresiones que sufría desde hacía siete meses, y cuya difusión en los medios ha aumentado ha provocado que las redes sociales se llenaran de expresiones de rechazo contra la inacción de las autoridades ante los casos de violencia machista.

El joven ha estado ingresado en el Hospital General San José de Pergamino, ya que tenía lesiones que se produjo a sí mismo con un cuchillo carnicero, que fue con el que habría cometido el asesinato. 

Grito en la calle

El suceso ha provocado indignación a muchos ciudadanos, por el gran número de denuncias y porque “y nadie hizo nada”, dice la familia. Se están desarrollando manifestaciones en honor a la joven asesinada y para “denunciar la política del Gobierno de la provincia (Bueno Aires) y del Gobierno nacional”.

El crimen, en realidad, se suma a la negra lista argentina de femicidios, pero toca de una manera muy honda. El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) eleva a 48 las mujeres asesinadas por policías o expolicías que eran sus parejas entre 2010 y 2020, solo en el área metropolitana de Buenos Aires. De las víctimas, 17 de ellas también eran policías.

Photo gallery Las pancartas del 8-M See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE