BLOGS
19/06/2018 07:38 CEST | Actualizado 19/06/2018 07:45 CEST

Cómo petarlo en tu empresa: los 10 mandamientos

PHOTO BY ROBINHIGGINS AT PIXABAY.COM

Tras el éxito de 7 recetas infalibles y actuales para triunfar en reuniones absurdas y 7 pasos seguros para convertirte en un 'instagurú', llega ahora esta guía definitiva que te permitirá triunfar en el mundo de la empresa. Está especialmente recomendada para todos aquellos que siempre han creído que es mejor ser que parecer, o que le han dado más importancia al fondo que a la forma.

Aquí van los mandamientos. Para un éxito absoluto es indispensable cumplirlos todos:

1. Usar post-its es obligatorio para iniciar cualquier proyecto, ya sea un nuevo producto o la porra del sorteo de Navidad.

2. No puede haber una reunión en la que no aparezca la expresión transformación digital. Blockchain y machine learning también molan.

3. Citar a Steve Jobs cada dos por tres es imprescindible, mejor aún si se trata de Elon Musk. No olvidar poner una cita de cualquiera de ellos en todas las presentaciones. Siempre en blanco y negro.

4. Utilizar tantos términos en inglés como sea posible: agile o funnel están entre los más cotizados.

5. Estirar el lenguaje hasta el límite para dejar claro que la precisión conceptual es un valor en alza: agendar es nivel grado, y eficientar o financierización son nivel máster.

6. Utilizar verbos que doten de corporeidad a conceptos intangibles. Un ejemplo es el talento: se puede captar, retener y hasta embotellar.

7. Ser experto en algo es obligatorio. Jamás crear un perfil en redes sociales sin ese término. Se aconseja rellenar el resto del perfil con #hashtags en inglés.

8. Recomendar el uso de sillones bola y futbolines para potenciar la creatividad. Hablar de Google insistentemente cuando salga el tema.

9. No usar traje ni ningún otro tipo de vestimenta formal: sneakers, vaqueros y camiseta son más que suficientes.

10.Tomar notas de las reuniones en una tablet, aunque sea lo más incómodo del mundo. Bonus: hacerlo en el móvil.

Todos estos mandamientos se resumen en uno: la arena empresarial tiene sus códigos y hay que dominarlos. Para quien aún no esté convencido y siga pensando que solo por hacer las cosas bien acabará triunfando, se recomienda leer Las tres cosas que Maquiavelo no dijo sobre la política de oficina y 'El Dr. Livingstone, supongo': qué hacer cuando el mérito se lo lleva otro.

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs