BLOGS
23/02/2019 08:21 CET | Actualizado 25/02/2019 19:36 CET

Los números que arroja el mar

Getty Images
Un migrante rescatado por el Sea-Watch 3.

7.510 en 2019. 116.273 en 2018. Podrían ser números colocados de manera aleatoria sin ningún valor añadido al mero hecho de pertenecer a un sistema numérico ordinal. Pero no, en este caso, tienen mucho más significado. Se trata del cifra total de migrantes llegados a través de las aguas del Mediterráneo en los últimos tres años según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). Ahora bien, la combinaciones numéricas pueden tener un significado aún más demoledor: 218 es la cifra de fallecidos ahogados en el mismo mar desde principios de año, es decir, en poco más de 50 días. Y 2.275 fueron las personas que perdieron la vida durante el año anterior.

Los números evidencian que Europa se enfrenta a un problema estructural al que no sabe o, según dicen algunos analistas, no quiere poner solución. Se trata de un gigante de enorme complejidad que se cobra, tal como recoge en sus informes la Agencia de la ONU para los Refugiados, 9 vidas cada día y que ha hecho que el Mar Mediterráneo se convierta en el mayor cementerio del mundo.

Así pues, el pasado 19 de enero el barco de ayuda humanitaria Sea-Watch 3 rescató durante una fuerte tormenta en el Mediterráneo a 47 personas, 8 de ellos menores no acompañados, que se encontraban a la deriva a bordo de una barca inflable. En lugar de proporcionarles un refugio seguro para cobijarse de la tormenta llevándolos a puerto, de acuerdo con la ley internacional, el Sea-Watch 3 y sus pasajeros fueron retenidos en el mar durante 12 días. Un largo periodo de tiempo con el que no contaban, por lo que el barco se quedó sin alimentos suficientes, sin reservas de agua y sin suministro médico. No es la primera vez que ocurre algo similar, entre Navidad y fin de año, Sea-Watch 3 junto con SeaEye tuvieron que asistir a otras 49 personas rescatadas en el mar y retenidas durante 20 días.

Esta situación de inacción por parte de las autoridades europeas, ha sido la que ha llevado a la europarlamentaria italiana, Elish Lain, a lanzar una recaudación de fondos destinada a Sea Watch, la única ONG que opera en la actualidad en el Mediterráneo. Una campaña a nivel europeo que pretende "demostrar que aún existe una Europa solidaria comprometida y dispuesta a luchar por ofrecer un puerto franco y seguro al que puedan llegar sanas y salvas todas las personas que arriesgan su vida cruzando el Mediterráneo", tal como se puede leer en la plataforma.

El problema migratorio es ya un habitual en la lista de asuntos pendientes por resolver del Viejo Continente. Un objeto de discusión reiterativo en unas cumbres donde parece que el objetivo no es ni la regularización de dichos flujos migratorios, ni la lucha directa contra las mafias; sino frenar la llegada de personas. Y en el peor y más habitual de los casos, si se intercepta alguna embarcación ilegal en mitad del mar, como si de un juego se tratase, decidir quién y cuándo ofrecerá asilo a los migrantes.

Según Naciones Unidas, la criminalización de los rescates en las aguas está considerada como la causa directa de la tasa récord de muertes en el mar. "Sin embargo, los gobiernos europeos no solo están permitiendo que esto ocurra, sino que también están obstaculizando la labor a quienes ofrecen su ayuda, es decir, las ONG que operan en las aguas rescatando a migrantes" añade en el apelo la europarlamentaria.

"Necesitamos con urgencia una solución para reafirmar los principios de solidaridad y el igual reparto de responsabilidades en materia de asilo, en lugar de mantener a las personas como rehenes en el mar hasta que se encuentren convenios de reubicación ad hoc", se puede leer en el apelo hecho por la europarlamentaria en la plataforma. "Esta política de muerte debe terminar ahora".

Una iniciativa que no da solución al drama que se vive diariamente en el Mediterráneo pero al menos, sirve para demostrar que aún hoy existe la solidaridad y ayuda a que el número de muertes el mar no siga aumentando.

Todas las donaciones irán directamente a Sea Watch para apoyar sus operaciones. Puedes acceder a la campaña de recaudación de fondos en este enlace.

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs