BLOGS
20/06/2018 08:21 CEST | Actualizado 20/06/2018 08:21 CEST

Cómo proteger tu piel este verano

Pexels

Estamos a las puertas del verano, este año el calor y los días soleados han tardado en llegar pero parece que ya están aquí y para quedarse.

Ya hemos hablado en anteriores posts de cómo el clima y las estaciones cambiantes nos afectan, tanto a nuestro estado físico como mental. Cómo los días oscuros de invierno pueden hacer que nos sintamos más tristes y cómo el sol brillante del verano nos provoca un subidón de energía. Pero no solo el estado de ánimo se ve afectado, también nuestra piel y nuestro cabello. Y es que cuando cambia el clima también lo hacen nuestro hábitos, a menudo sin darnos cuenta. Influye en lo que hacemos, en lo que comemos y adonde vamos. nuestro nivel de actividad física también se ve alterado, en primavera, con los días más largos y a medida que sube la temperatura nos atrae hacer ejercicio al aire libre, mientras que cuando hace frío solemos hacerlo en el gimnasio. Nos vemos atraidos por diferentes alimentos, los supermercados y restaurantes cambian sus cartas según los ingredientes disponibles, por lo que los cambios en la dieta son inevitables.

Cómo afecta el verano a nuestra piel y cómo reducir los males de la estación

Dado que estamos casi en verano me gustaría contaros las formas en que este afecta a nuestra piel y a nuestra salud en general.

Las altas temperaturas de verano hace que nos refugiemos bajo el aire acondicionado, esto puede provocar irritación y deshidratación de nuestra piel. Casi sin quererlo exponemos nuestra piel a muchas más horas de sol, secándola y dañándola. Bañarnos en piscinas con cloro hacen que nuestra piel también se irrite y se seque, al igual que nuestro pelo se ve también afectado. Los viajes en avión o practicar deporte en tierra pueden exponernos a bacterias y otras partículas dañinas se pueden filtrar por nuestros poros.

Para minimizar todos estos problemas y mejorar el estado de nuestra piel es importante:

  • Utiliza cremas y lociones para el cabello, naturales, que te hidraten bien, aloe vera o aceites sin esencia son ideales, te recomiendo aceite de aguacate o pistacho.
  • Mantenerse bien hidratado, bebe agua de coco que contiene minerales y vitaminas que te ayudarán a mantenerte bien nutrido, enriquece tu agua con frutas y especias.
  • Invierte en un buen humificador, refrescará el ambiente a la vez que te mantiene hidratado.
  • Lávate la cara y duchate justo después de practicar deporte, así limpiarás los poros de esas posibles bacterias dañinas.
  • Utiliza protección solar que sea buena para tu piel y también para el medio ambiente, además del problema de los plásticos en el mar, los químicos que llevan muchas cremas solares afectan al mar a los animales que viven en él.

Pexels

Aprovéchate de las frutas de verano

Otra cosa muy imporante e impactante que podemos hacer es sacar el máximo partido a nuestra dieta. Y es que no hay nada como la abundante cosecha de verano para renovar y rejuvenecer tu piel y tu salud en general. Las frutas de verano están llenas de propiedades curativas, lo que lo convierte en una forma simple y efectiva de mantener tu piel más firme, más clara y más joven. Disfruta de estas siete frutas, por dentro y por fuera, son frescas y abundantes en esta época del año.

  • La sandía contiene citrulina, un aminoácido que se convierte en arginina, que relaja los vasos sanguíneos y mejora el flujo sanguíneo para lograr una piel más saludable.

  • Los melocotones son ricos en betacaroteno, que ayuda a proteger la piel del daño solar.

  • Los arándanos están llenos de fibra, potasio, ácido fólico, vitamina C, vitamina B6, así como fitonutrientes. También promueven la producción de colágeno para una piel sana.

  • Las moras están cargadas de antioxidantes. Mantienen la piel joven al proteger contra los radicales libres, que pueden causar signos prematuros de envejecimiento y problemas de pigmentación.

  • Las ciruelas con antioxidantes protectores llamados fenoles. También tienen un 85 por ciento de agua, lo que significa que son una excelente manera de mantener tu piel hidratada en los calurosos meses de verano.

  • El kiwi es una gran fuente de vitamina C, ¡con un contenido más alto que los limones y las naranjas! El kiwi es una potente adición a cualquier máscara facial, elimina las células muertas de la piel y promueve el recambio celular para mantener la piel brillante, joven y radiante.

  • Los albaricoques son una excelente fuente de vitaminas A y C, que ayudan en la producción de colágeno y elastina para mantener la flexibilidad de la piel.

Cuando se trata de frutas, hay que tener en cuenta que son un alimento completo y saludable, pero también tienen un alto contenido de azúcares naturales. Te recomiendo disfrutar de ellas en cantidades prudentes.

Con las vacaciones, los cambios de horario, las visitas a amigos y familiares, y más horas de luz diurna, puede parecer que la vida se pone patas arriba en el verano. También es fácil dejar que tu rutina habitual del cuidado de la piel se quede en el camino. Y si bien no puedes controlar el clima o todos los eventos sociales que nos van surgiendo, sí que puedes prestar más cuidado a tu piel y a tu cuerpo, utilizando las bondades que la madre naturaleza nos ha dado.

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA LG