cocina para indignados

Esta receta es para vosotros, palestinos de dentro y de fuera; para vosotros y para todos aquellos que con vosotros contemplan y comprenden el sufrimiento y la injusticia a la que os veis abocados.
La sangr√≠a es la paella de los c√≥cteles patrios, nuestro combinado m√°s conocido y el que nos identifica; ese que de verdad asombra al mundo y llama la atenci√≥n y que realmente levanta al pueblo espa√Īol y a quien lo prueba, pero de alegr√≠a.
Disfruta con esta receta; la receta que les mira a la cara directamente y les dice, "pero ¬Ņde qu√© vas?": Patatas Que te den, las Patatas Peineta. Una receta definitiva contra la arrogancia y la mala idea. Un plato f√°cil, econ√≥mico, divertido y metaf√≥rico.
Este art√≠culo te descubrir√° que, en m√°s ocasiones de las que imaginas, las apariencias enga√Īan. M√°s all√° de la exhibici√≥n o la realidad est√° la suposici√≥n y m√°s all√° del tama√Īo est√° nuestra capacidad para seducir. Para ayudarte en esta empresa, te sugiero este plato: Tomates de Afrodita.
Puestos a ponernos a su altura, pese a la dificultad de la empresa, esta receta los representa. Una receta, más que falsa, impostora, pero eso sí, a cara descubierta y orgullosa de serlo: Falso caviar de Quinoa. Todas las ventajas de uno de los alimentos más completos.
La carrillada es nuestro plato en un día como hoy. Una carne sutil como pocas para mantenernos fuertes en la trinchera de la dignidad. La carne de un animal noble como ninguno, que simboliza tanto las virtudes de quien sabe como nadie lo que es capaz de dar sin pedir nada a cambio.
Relaciónate, lee, crea, sé curioso y relájate, cinco alimentos para el espíritu, la proteína del cerebro, el motor que alimenta el buen karma. Esta receta, además, nos ayudará en cuerpo y alma, convirtiéndose en una aliada leal e incondicional: Milhojas de calabacín y quinoa.
Esta receta se lo dedico en este día a ellos, a los jetas, a los que tienen un morro que se lo pisan, sean políticos, empresarios o especuladores. A los que con careta o sin ella son capaces de arruinar la vida de millones de personas o vivir a costa de ellas.
Una receta de una Catalu√Īa portuguesa que fusiona a la perfecci√≥n la tradici√≥n mediterr√°nea de las alubias, les mongetes, y la atl√°ntica (m√°s que portuguesa, gallega) al combinarla con el pulpo y el piment√≥n. Dos tradiciones que se llevan a las mil maravillas. Ojal√° que todo fuera tan f√°cil... ¬ŅO s√≠ lo es?
Sentimos la necesidad de dar explicación al comportamiento enfermo, a la locura. Pero nada justifica el maltrato, ni siquiera la enfermedad. Me pregunto qué impulsa a una mujer a continuar viviendo con su enemigo, cuando éste se declara como tal con una actitud salvaje y perturbada.