Shinzo Abe

Más de la mitad de los ciudadanos están en contra de unos fastos que no se han celebrado en el país desde 1967.
Su marcha se debe a los "graves" fallos del dispositivo de vigilancia de mitin, que derivaron en "un grave resultado". Hay que "revisar la forma de proteger la seguridad", dice.
Tetsuya Yamagami, el acusado de matar al ex primer ministro japonés, valoró atentar contra otras personas.
Quiere cambiar la Constitución para poner fin al carácter pacifista del país y no renunciar a su derecho a la beligerancia, frenado desde la Segunda Guerra Mundial.
El partido gobernante ha obtenido 63 esca√Īos en los comicios a la C√°mara Alta del parlamento nacional, m√°s de la mitad de los 125 que estaban en juego.
Un hombre de 41 a√Īos asesina a Shinzo Abe mientras daba un mitin pol√≠tico en plena calle.
Japón intenta asimilar una noticia que ha estremecido al país. A nivel mundial, líderes de todos los continentes, desde Biden hasta Putin, han mostrado sus condolencias asombrados de que algo así suceda en uno de los países más seguros del mundo.
El pol√≠tico, de 67 a√Īos, falleci√≥ por p√©rdida de sangre tras recibir un disparo por la espalda.
Nacionalista para unos, populista para otros fue el primer ministro más longevo de Japón. En todo ese tiempo trató de dar un vuelco a la política económica y militar nipona, hasta que se topó con su némesis, los problemas de salud.
Se trata de Yamagami Tetsuya, un hombre desempleado de 41 a√Īos.