voto rogado

La gente de Madrid que vivimos en el extranjero sin ser residentes lo tenemos complicado para participar en los comicios, gracias nuevamente al voto rogado.
Solo cuando est谩n en la oposici贸n prometen y cuando pueden hacer el trabajo no lo hacen.
Tr谩mites, certificados, documentos, petici贸n de voto y modos de env铆o del voto, un galimat铆as de pasos imprescindibles explicado punto por punto.
En nuestro pa铆s los hom贸logos de Orban, Salvini o Bolsonaro han sido los 煤nicos que se han abstenido y no votan a favor de cambiar el voto rogado.
Curiosamente, esta semana sale una noticia que puede explicar este inter茅s inusitado en quejarse del voto rogado...
Muchos no votan, no por deslegitimar o estar hartos, sino porque se les ha puesto muy dif铆cil
Los emigrantes espa帽oles somos ciudadanos de segunda, que se convertir谩n de primera cuando necesiten nuestros votos.
3 euros por cada emigrante es mucha pasta...
El plazo inicialmente previsto finalizaba el 8 de noviembre.
Radiograf铆a del voto rogado en campa帽a: dos millones de ciudadanos que residen en el exterior se enfrentan a una yincana para que su papeleta cuente. Tan dif铆cil, que la participaci贸n ha bajado del 30 al 5%